Ministerio de "Igualdad"

Montero ridiculiza a los hombres como vagos, machistas y acosadores en su cátedra de la UCM de 180.000 €

Ver vídeo

Desde este curso, Irene Montero cuenta con su propia cátedra en la Universidad Complutense de Madrid (UCM) -Cátedra Extraordinaria de Valores Democráticos y Género-, como reveló OKDIARIO. La ministra de Igualdad aprovecha esa tribuna universitaria para lanzar sus particulares consignas feministas. En una serie de vídeos que se difunden en las clases, y que han sido consultados por este periódico, se presenta al hombre como vago, machista o acosador, en una imagen evidentemente alejada de la realidad y que supone un nuevo ataque al género masculino.

Uno de esos vídeos de animación, utilizado como «recurso didáctico», lleva el título de Sexismo. El Instituto de las Mujeres explica que «muestra en un minuto y medio las actitudes discriminatorias que una mujer vive a lo largo de una mañana». El otro, Las chicas existen, «es una píldora audiovisual que nos habla de la importancia del lenguaje inclusivo».

En ambos se ofrece una imagen de la mujer como «víctima» de las actitudes machistas de los hombres. Así, en uno de los vídeos, la protagonista femenina, Carmen, debe asumir el peso de las tareas domésticas, y mientras ella se ocupa de llevar a los niños al dentista, poner la lavadora o llevar la compra a la abuela, su marido, Paco, sólo tiene como cometido: «Comprar café». Pero no queda ahí la cosa. De camino al trabajo, Carmen sufre el acoso callejero: «¿Dónde vas tan sola?», le espeta un chaval. A la llegada a la oficina, recibe mensajes telefónicos de un «número desconocido»: «Buenos días preciosa, he soñado contigo». En la reunión del día, su jefe pide ideas nuevas, pero cuando Carmen intenta expresar las suyas, es interrumpida por sus compañeros, todos varones. Nadie la escucha y Carmen, desbordada, explota.

Cabe recordar que actualmente se investiga si Irene Montero utilizó a una asesora del Ministerio de Igualdad como niñera de su hija pequeña. Un asunto que no le impide cargar las tintas contra el hombre y denunciar que es la mujer la que tiene que asumir todas las tareas del hogar.

180.000 euros

Montero, a través del Instituto de las Mujeres, ha destinado 180.000 euros públicos para disponer de esta cátedra, mediante un convenio con la Universidad Complutense de Madrid.

El acuerdo -que se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 21 de julio- destaca que la Complutense y el Ministerio de Igualdad «han coincidido en la especial significación y relevancia del conocimiento que tiene entre sus objetivos la defensa de los valores democráticos». Valores, añaden, «que deben incorporar necesariamente una visión de género».

Para ello, consideran necesario «revisar la construcción de la democracia desde la memoria histórica de las mujeres a la actualidad» porque «existe una distancia entre la igualdad formal ante la ley y la igualdad efectiva que debe desaparecer a través de la investigación, la formación y la divulgación de valores democráticos con perspectiva de género, tanto en el ámbito universitario como fuera de él».

Según se explica, el propósito de la cátedra es «desarrollar actividades de análisis, investigación, docencia y titulación relativas a valores democráticos, incorporando una visión de género», a través de «formación especializada», ciclos de conferencias, estudios específicos y proyectos de investigación.

La nueva cátedra feminista está directamente tutelada por el Ministerio de Igualdad, que participará a través de la «comisión de seguimiento», encargada de aprobar el plan de actividades y de la supervisión y control. Formará parte de esa comisión la directora del Instituto de las Mujeres, además de la subdirectora general de Estudios y Cooperación de Igualdad.

El Instituto de las Mujeres se compromete a colaborar en la financiación, además de prestar «asistencia técnica» para sus actividades, asesorar a la dirección y facilitar información «de interés». El presupuesto total del convenio asciende a 420.000 euros. 

Montero dispone así de una herramienta para introducir su doctrina feminista en el ámbito universitario. Ideas que se recogen en leyes polémicas -como la que permite el cambio de sexo a partir de los 14 años con un mero trámite administrativo y sin informes médicos-, estudios -como el que concluye que el color rosa «oprime» a las niñas-o campañas, como la más reciente, Esto no se hace solo, en la que ataca a los hombres por la falta de conciliación familiar. «Las tareas de cuidados son mayoritariamente asumidas por mujeres. Poner la mesa, cocinar, planchar, limpiar y organizar, la carga mental, son tareas que no se hacen solas. Démosle la vuelta y  corresponsabilicémonos todos y todas”, criticó la ministra hace unas semanas.

Recientemente, además, se conoció que Igualdad considerará víctimas de violencia de género a cualquier mujer, aunque el acusado haya sido absuelto o no se haya podido acreditar la existencia de violencia.

Lo último en España

Últimas noticias