Ministerio de Igualdad

Irene Montero se hace la víctima y dice que se fue de vacaciones al extranjero para evitar amenazas

Ver vídeo
La ministra de Igualdad, Irene Montero.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha tirado de victimismo para explicar por qué ha pasado las vacaciones fuera de España. Asegura que ha ido con sus tres hijos al extranjero «para asegurar que todo fuese bien porque el año pasado fue muy difícil», en alusión a la pintada de «coletas rata» que recibió cuando fue junto al ex vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, de vacaciones a Asturias. «Este año no podía ser igual porque se lo merecían ellos», ha aseverado.

La ministra ha asegurado que este año no ha tenido «más de una semana» para irse de vacaciones. «Además, tengo dos hijos y una hija y el descanso no es la principal actividad que ejerzo en mi vida, pero sí que he podido desconectar un poquito», ha asegurado en una entrevista concedida al programa Buenismo bien de la Cadena Ser.

En este sentido, la ministra de Igualdad  lamenta no haber podido ir a alguna de playa de España porque son «fantásticas». «He llevado a mis hijos a la playa, que no conocían la playa. Para ver el mar y para no querer salir de la primera línea del mar a perseguir olas. Qué lástima no poder ir a las de mi país, que tiene unas playas fantásticas España, pero no. No, para asegurar que todo fuese bien porque el año pasado fue muy difícil y este año no podía ser igual porque se lo merecían ellos», ha sostenido.

«Acoso fascista»

El verano pasado, Pablo Iglesias e Irene Montero abandonaron sus vacaciones veraniegas en Asturias entre denuncias por parte de dirigentes del partido de haber sufrido un «acoso fascista» que les habría impedido disfrutar de su retiro estival, viéndose así obligados a regresar a su casoplón de Galapagar. Y esto, a pesar de contar con un equipo de 15 escoltas pendientes de su seguridad.

Pablo Iglesias
La pintada contra Pablo Iglesias en Asturias.

Dicho «acoso fascista» fue una pintada sobre la carretera que conduce a la localidad asturiana de Lena, donde estuvieron de vacaciones. El mensaje que atemorizó a la pareja y que utilizaron como justificación para abandonar su estancia en Asturias era una escueta frase dibujada sobre el asfalto de una pequeña vía que rezaba así: «Coletas rata».

Lo cierto es que ni la Guardia Civil de Asturias ni tampoco ninguno de los 15 escoltas que acompañó a la pareja presentaron de oficio ninguna denuncia sobre el supuesto ‘escrache’ que les obligó a abandonar precipitadamente sus vacaciones.

La única prueba conocida, y que los afines podemitas difundieron en las redes sociales, fue la pintada de «coletas rata» que apareció en una de las vías que dan acceso al pueblo, situada a centenares de metros de la vivienda de Enrique Santiago, Secretario General del Partido Comunista de España y anfitrión de los Iglesias-Montero en esa escapada estival a los montes asturianos.

Lo último en España

Últimas noticias