Podemos

La amenaza de Podemos ante el acoso ‘fake’ a Iglesias y Montero: «Va tocando plantar cara»

Podemos
El tuit de Javier Sánchez Serna retuiteado por Podemos.

Podemos ha lanzado una amenaza ante el escrache ‘fake’ a Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, y a Irene Montero, ministra de Igualdad, durante sus vacaciones veraniegas en Asturias. Lo ha hecho compartiendo en las redes sociales un mensaje escrito por Javier Sánchez Serna, diputado podemita por Murcia y secretario tercero en la Mesa del Congreso en el que avisa: «Va tocando plantar cara».

«La impunidad de la extrema derecha ha llegado demasiado lejos. El acoso a la familia de Pablo Iglesias e Irene Montero no es un problema particular sino de todos los demócratas. Si ahora se les permite esto, imaginaros si llegan a posiciones de poder. Va tocando plantar cara», ha señalado Sánchez Serna en un mensaje colgado en su perfil de Twitter y compartido por el perfil oficial de Podemos.

Pablo Iglesias e Irene Montero decidieron pasar unos días de vacaciones y de descanso en la localidad de Lena (Asturias) en plena crisis interna de Podemos por las informaciones publicadas por OKDIARIO sobre su ‘caja B’ y en mitad de la pandemia del coronavirus, que hasta el momento ha dejado más de 42.000 fallecidos.

Los miembros del Gobierno de Pedro Sánchez y dirigentes podemitas tuvieron que abandonar la localidad asturiana por la «pintadas, insultos, amenazas y acoso en redes» perpetrados por la «ultracherecha» contra ellos, según han asegurado tanto la formación morada en las redes como el resto de dirigentes del partido. Sin embargo, la única prueba de este «acoso fascista» han sido unas pintadas sobre la carretera que conduce a Lena con la consigna «Coletas Rata». Iglesias y Montero optaron por poner fin a su estancia en Asturias, a pesar de contar con un equipo de 15 escoltas pendientes de su seguridad.

Varios dirigentes han salido en tromba a mostrar su apoyo a los líderes de Podemos. «El acoso fascista tiene el mismo objetivo que los juicios fake, las cloacas y las tertulias difamatorias: agotarnos como humanos para destruir un proyecto. Y un aviso a navegantes para cualquiera que se atreva a pedir impuestos a los ricos o a tocar al rey», aseguró Pablo Echenique, portavoz de Podemos en el Congreso, para tratar de dar veracidad a este «acoso fascista».

«Jarabe democrático»

Pablo Iglesias fue el principal ideólogo de varios escraches que sufrieron dirigentes del PP antes de que Podemos irrumpiera en la política nacional. El ahora vicepresidente segundo defendió los escraches a políticos de la derecha por ser «el jarabe democrático de los de abajo».

El mismo Iglesias  ofreció otra definición de escrache en las redes sociales: «Son un mecanismo democrático para que los responsables de la crisis sientan una mínima parte de sus consecuencias».

La amenaza de Podemos ante el acoso ‘fake’ a Iglesias y Montero: «Va tocando plantar cara»
El tuit de Pablo Iglesias con el que defendía los escraches.

Irene Montero también defendió el acoso a los dirigentes del PP años atrás. «Escrache no es acoso, es interpelar a los diputados para que hablen con nosotros y no nos den la espalda», aseguró en un mensaje de Twitter en 2013.

La amenaza de Podemos ante el acoso ‘fake’ a Iglesias y Montero: «Va tocando plantar cara»
Tuit de Irene Montero con el que defendía los escraches.

«Escrache no es acoso, es informar a diputados para que dejen de violar Derechos Humanos», afirmó también Montero en otro comentario publicado también en 2013.

La amenaza de Podemos ante el acoso ‘fake’ a Iglesias y Montero: «Va tocando plantar cara»
Tuit de Irene Montero con el que defendía los escraches.

Iglesias ha reaccionado en las redes sociales, a través de un mensaje en el que dice que el «victimismo» no va con él, pero que consigue el efecto contrario.

«Lo que hace a nuestra familia la extrema derecha y ciertos medios es grave, pero hay que poner cada cosa en su contexto. Hay gente que ha pagado con su libertad, con su vida o con torturas defender sus ideas y hacer política. No es nuestro caso. No hay derecho a que mis hijos tengan sufrir las consecuencias del compromiso y las tareas políticas de sus padres, pero hay millares de niños en situaciones mucho más vulnerables. No va conmigo el victimismo», ha escrito el vicepresidente segundo en sus perfiles sociales.

«Su odio y sus amenazas no frenarán nuestro trabajo», avisa Iglesias, «el ejemplo de la gente corriente, honesta y valiente que no tiene miedo al fascismo, es para nosotros la mayor motivación para continuar».

Lo último en España

Últimas noticias