Ministerio del Interior

Interior coloca a España en «Alerta 4 antiterrorista intensificada» hasta el fin de la Navidad

Según los informes policiales las fiestas "representan una ocasión para los terroristas para planear y llevar a cabo sus acciones"

Interior coloca a España en «Alerta 4 antiterrorista intensificada» hasta el fin de la Navidad
Interior coloca a España en “Alerta 4 antiterrorista intensificada” hasta el fin de la Navidad

Hasta las 14 horas del 9 de enero de 2021 España se encuentra en alerta antiterrorista de nivel alto e intensificado con motivo de las Navidades. OKDIARIO ha tenido acceso a órdenes internas de Policía y Guardia Civil en las que se detalla que con las Navidades nuestro país en particular y Europa en general entra en una época que ya se está consolidando como un periodo de alto riesgo en lo que a posibles atentados terroristas se refiere. De hecho, la incidencia de la pandemia del coronavirus en nuestro país puede ser un poderoso aliado en la lucha antiterrorista que libran nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pero la guardia ha de seguir alta.

Desde el 26 de junio de 2015, tras los fatídicos atentados de Francia, Túnez. Kuwait y Somalia, España se encuentra en Nivel 4 de Alerta Antiterrorista, eso es un nivel de alerta alto, justo el anterior al Nivel 5 o muy alto. En sucesivas ocasiones se ha abierto el debate de cuando sería necesario activar el más alto de los niveles de riesgo. Eso no ha llegado a suceder y no ha ocurrido porque lnterior ha encontrado un modo de reforzar el Nivel 4 o Rojo sin llegar a activar el siguiente, 5 o Negro, con la alarma en la población que eso supondría.

La documentación a la que ha tenido acceso este periódico es taxativa: “La celebración de las Fiestas Navideñas lleva aparejada habitualmente un incremento de los desplazamientos por todo el territorio nacional y una mayor concentración de los ciudadanos en áreas comerciales y en aquellos otros lugares en los que se desarrollan acontecimientos y eventos propios de estas fechas. Sin embargo, las consecuencias derivadas de la crisis sanitaria provocada por la expansión del coronavirus CoVid-19 y la necesaria ordenación por las autoridades sanitarias de medidas de prevención para hacer frente al riesgo de contagios, hacen previsible una menor intensidad tanto de los movimientos turísticos como de los desplazamientos por el territorio nacional y las aglomeraciones de personas en las ciudades durante las próximas Navidades. Ello no supone, no obstante, que deje de estar presente durante dicho período la amenaza del terrorismo internacional, en particular el de corte yihadista, para el que, teniendo en cuenta los antecedentes y la gran simbología para las sociedades occidentales de las fechas en las que vamos a entrar, la celebración navideña representa una ocasión para los terroristas para planear y llevar a cabo sus acciones, debido no solo al alto potencial lesivo sino también a la mayor repercusión que las mismas pueden provocar en la sociedad”.

La orden, que emana directamente de la Secretaría de Estado de Seguridad, ya se encuentra en poder de todos los cuerpos policiales del país y está en absoluta vigencia desde el pasado 15 de diciembre. Lo que deja muy a las claras es que las Fiestas de Navidad siguen siendo causa de reuniones multitudinarias, pero sobre todo un perfecto altavoz para los terroristas que precisamente lo que requieren es la mayor atención mediática sobre sus actos y pocas fechas son mejores para eso que las que arrancan ahora. Por eso las instrucciones policiales piden que se ponga especial atención en las labores de los servicios de Inteligencia antiterrorista y los servicios de Información cuya visualización ante los ciudadanos se producirá a través del “reforzamiento de los dispositivos operativos y las medidas preventivas, de vigilancia y de respuesta antiterrorista, así como los controles aleatorios de vehículos y personas, en todos aquellos lugares en los que pueda tener lugar una alta presencia o tránsito de personas”.

La orden enumera lugares y eventos en los que se pondrá especial atención policial: las zonas, plazas, paseos y grandes vías comerciales. Los acontecimientos de ocio, deportivos, religiosos o mercadillos, con gran afluencia de personas. Los edificios, centros o instalaciones emblemáticas con gran presencia de visitantes, o que puedan ser identificados como de especial interés por los elementos terroristas para sus acciones.

La vigilancia y la prevención en lo que a materia antiterrorista se refiere funciona, y como ejemplo hay que tomar el último operativo de la Guardia Civil en este sentido. Los servicios de Información de la Benemérita han detenido a un ciudadano marroquí preso en Canarias por delitos violentos. Tenía la intención de atentar en territorio español al salir de la cárcel y contaba ya para ello con lo necesario para conseguir armas y nutrir de más personas a la futura célula terrorista. Sus planes se han visto frustrados por la intervención de la Guardia Civil, pero es la prueba evidente de que la alerta en España está más que justificada.

Lo último en España

Últimas noticias