Gobierno Pedro Sánchez

Iglesias cometerá un delito de traición castigado con 12 años de cárcel si da información del CNI

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias en el Congreso. (Foto: Francisco Toledo)
  • P. Barro y T. Gómez

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, se vería envuelto en graves problemas legales si llegase a revelar a otro Gobierno cualquier información reservada del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Para acceder a esos secretos, el líder de Podemos está obligado a firmar una declaración jurada en la que se informa que cualquier filtración de la información confidencial supondrá un «acto de traición» penado con hasta 12 años de cárcel.

«El español que, con el propósito de favorecer a una potencia extranjera, asociación u organización internacional, se procure, falsee, inutilice o revele información clasificada como reservada o secreta, susceptible de perjudicar la seguridad nacional o la defensa nacional, será castigado, como traidor, con la pena de prisión de seis a doce años», explica la Oficina Nacional de Seguridad en el formulario por el que se autoriza a acceder a secretos oficiales. Un documento que deberá rellenar Iglesias antes de poder tener acceso a cualquier informe clasificado del CNI, la OTAN o cualquier otro organismo de inteligencia internacional.

Este artículo 584 del Código Penal es uno de los que el CNI obliga a leer a todo aquel interesado en acceder a información matasellada con uno de los tres principales niveles: ‘confidencial’, ‘reservado’ o ‘secreto’. Documentos que, como explican fuentes de inteligencia, suelen presentarse en las reuniones de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia en la que Pedro Sánchez ha incluido a su vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030.

La presencia de Pablo Iglesias en dicha comisión está provocando grandes recelos entre la comunidad internacional. Los servicios de inteligencia patrios temen que los países aliados dejen de compartir información sensible con España. Principalmente por las relaciones y vínculos que el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha tenido con países extranjeros ajenos a la OTAN, como Venezuela, Bolivia, Ecuador o Irán.

Para poder acceder a este tipo de documentos, tal y como ha desvelado OKDIARIO, Iglesias deberá rellenar un exhaustivo formulario con sus datos personales y circunstancias de su vida privada. Deberá aportar datos de toda índole, desde sus viajes al extranjero hasta sus ex parejas sentimentales. Ese formulario se denomina ‘Declaración Personal de Seguridad’ (DPS-101), por el que Iglesias autoriza a la Oficina Nacional de Seguridad (dependiente del CNI) a investigarle a fondo antes de permitirle acceder a cualquier documento sensible.

cni
El ‘examen’ al que somete el CNI a quienes acceden a información reservada.

Se trata de un requisito exigido no sólo por el CNI, sino también por la OTAN. Su cumplimiento es obligado para absolutamente todas las personas, incluidos altos cargos del Gobierno.

De todo ese formulario hay un punto que es especialmente delicado para Iglesias, un artículo que le convertiría en prácticamente ‘inelegible’ para acceder a secretos: el punto 6.3, que exige al candidato describir su «relación con personas de países que no sean miembros de OTAN/UE o con gobiernos/servicios de inteligencia extranjeros».

Es decir, el CNI exige al vicepresidente Iglesias que relate en un correo electrónico todas las relaciones y vínculos que haya tenido con los pagos del CEPS o Islas Granadinas provenientes de Venezuela, su relación con el ex presidente de Ecuador Rafael Correa y los servicios secretos ecuatorianos, sus trabajos a través de ‘Neurona Consulting‘ con la Bolivia de Evo Morales o los años de trabajo para ‘Hispan TV’, la televisión impulsada con dinero público del régimen teocrático de Irán.

Lo último en España

Últimas noticias