Los viajes del presidente

El Gobierno se niega a revelar cuántas veces ha utilizado Sánchez el Falcon

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez sólo responde que "los viajes del presidente del Gobierno son públicos y están en su agenda oficial".

El Gobierno se niega a revelar cuántas veces ha utilizado Pedro Sánchez el avión oficial, Falcon, en sus desplazamientos desde que accedió a La Moncloa.

Así consta en una respuesta por escrito a la senadora del PP, Marta Torrado de Castro. A la pregunta, "¿Cuántas veces se ha utilizado el Falcon desde el pasado 1 de junio de 2018 hasta el 10 de enero de 2019?", el Ejecutivo sólo responde que "los viajes del presidente del Gobierno son públicos y están en su agenda oficial".

El Ejecutivo socialista evita, una vez más, en su contestación aportar datos concretos sobre los desplazamientos del presidente. Teniendo en cuenta, además, que Sánchez recurrió al Falcon en ocasiones que no figuran en su agenda pública, como los desplazamientos a sus destinos de vacaciones, tanto en verano como en Navidades. Como reveló OKDIARIO, Sánchez recurrió en éstas al avión oficial, reservándose hasta quince días de descanso para viajar a Doñana (Huelva) y Lanzarote. En la agenda oficial, además, no se señala, como es obvio, qué medio de transporte utiliza el presidente del Gobierno.

Como recientemente informó también este periódico, el Ejecutivo ya no sólo excusa el gusto de Sánchez al avión oficial en razones de "seguridad".

En otra respuesta reciente, a una pregunta de la misma senadora, el Gobierno admite por primera vez cuestiones de "operatividad" para hacer uso del cuestionado Falcon. Es decir, un uso ‘a discreción’ porque a Sánchez le resulta más cómodo viajar en avión oficial que hacerlo por ejemplo en tren.

El Gobierno respondía así a la pregunta de la senadora del PP: "¿Con qué motivos se ha utilizado el Falcon desde el pasado 1 de junio de 2018 hasta el 10 de enero de 2019?": "Por motivos de seguridad y operatividad en el desempeño de las obligaciones del cargo de Presidente del Gobierno".

El propio Sánchez se escudó en la recomendación del departamento de Seguridad de La Moncloa en plena polémica por su viaje en Falcon al Festival Internacional de Benicássim, el pasado julio, para disfrutar del concierto de uno de sus grupos favoritos, The Killers.

El presidente alegó que por recomendaciones de ese departamento "desde 2015 se recomienda que el traslado se haga por medios aéreos".

"Sin autorización" para viajar en Falcon

En otra pregunta, la senadora del PP se interesa también por "¿Qué personas dependientes de la Moncloa y presidencia del Gobierno , especificando nombre , apellidos y cargo institucional que ostentan , disponen de autorización para usar el Falcón del ministerio de Defensa?".

El Ejecutivo responde, escueto, que "la autorización a la que se refiere Su Señoría no existe".

El Gobierno  ha concedido máxima opacidad a las demandas de información relativas a los desplazamientos de Sánchez a bordo de las aeronaves oficiales, el Falcon y el Airbus.

Excusas y Secretos Oficiales

En reiteradas preguntas sobre el coste de los desplazamientos -otro de los más polémicos fue, por ejemplo, el que realizó a La Rioja para asistir a la boda de su cuñado, en helicóptero, o el despliegue aéreo para acudir a la Cumbre de Valladolid y a los Consejos de Ministros de Barcelona y Sevilla- el Ejecutivo siempre ha alegado que se trata de materia clasificada y protegida por tanto por la Ley de Secretos Oficiales.

En este sentido, el Gobierno insiste en que tanto los informes sobre movimientos de aeronaves militares como los planes de protección de autoridades y pasajeros sometidas a la misma” están amparados por dicha ley.

A petición de OKDIARIO, el Ejecutivo ha esgrimido también que los costes “no se pueden desglosar”, como argumentó tras una pregunta, también en este Portal, referida al gasto en desplazamientos del Consejo de Ministros celebrado en Sevilla. En otra ocasión, y como informó también este periódico, el Gobierno justificó que el mismo viaje no había supuesto gastos por tratarse de “un avión oficial facilitado por el ministerio de Defensa”. 

Cabe recordar que, recientemente, el propio Consejo de Transparencia determinó que el gasto de los viajes de Sánchez como presidente del Gobierno es de interés público y, por tanto, tiene que publicarse, en tanto no afecte al dispositivo de seguridad.

Como publica OKDIARIO, Sánchez está obligado por la Ley del Alto Cargo a "austeridad" en el uso de los recursos públicos.

La citada ley, de 2015, obliga al presidente del Gobierno a tener en cuenta la “eficiencia” y “racionalización del gasto” en estas decisiones.

Sobre los desplazamientos, y el uso de vehículos oficiales, se indica que “deberá realizarse atendiendo a la naturaleza del cargo desempeñado y a las necesidades de seguridad y de acuerdo al principio de eficiencia en el uso de los recursos públicos”. Un principio que sería aplicable a la utilización de los medios aéreos.

Lo último en España