Aparcaban con impunidad en zonas prohibidas

Éstos son los coches de lujo que usaban sin pagar ni las multas los cargos socialistas de Sierra Nevada

Éstos son los coches de lujo que usaban sin pagar ni las multas los cargos socialistas de Sierra Nevada
Coche empleado por los directivos socialistas invadiendo un paso de peatones.

Los cargos socialistas de la empresa pública Cetursa, encargada de la gestión de la estación de esquí de Sierra Nevada, disponían para su uso y disfrute personal –cuando no estaba estipulado en contrato– de Audis de alta gama que usaban para ir a la compra, al cajero o al centro comercial. Tal era la impunidad –no pagaban ni gasolina, ni gastos de mantenimiento ni multas– que dejaban los coches aparcados en zonas peatonales, en pasos de cebra y en estacionamientos reservados para otros vehículos.

Audis de alta gama cargados a la estación de esquí de Sierra Nevada. Modelos todoterreno de lujo Q7 y Q5, valorados entre 75.000 y 50.000 euros, respectivamente, que eran usados por los cargos socialistas a través de la sociedad pública Cetursa. Y coches que, tal y cómo prueban las fotos a las que ha tenido acceso OKDIARO, eran utilizados de forma privada por los enchufados del PSOE fuera de la zona establecida de la estación de esquí y sin pagar ni un euro.

La Fiscalía ha puesto la lupa sobre este chiringuito público, montado por el PSOE en la estación de esquí de Sierra Nevada a través de la sociedad pública Cetursa, encargada de la gestión de las instalaciones.

Con cargo a esta sociedad se abonaron cantidades en sobresueldos que superaban los 12.000 euros al año con destino a enchufados socialistas; se adjudicaron vehículos de lujo –Audi Q5 y Q7 y Volkswagen Amarok 4×4– para utilización puramente privada de los agraciados por el dedo socialista; y se financiaron infinidad de viajes, comidas y gastos múltiples.

Las fotos que hoy aporta OKDIARIO no son fotos de modelos similares. No: son literalmente las instantáneas de los coches en cuestión mientras estaban siendo usados por los directivos enchufados en sus planes privados fuera de la estación de esquí y violando las pautas legales o contractuales.

Así, el Q7 blanco que se puede observar en las fotos es el de María José López, la consejera delegada de Cetursa hasta esta misma semana –acaba de ser destituida a causa de la investigación y del cambio de Gobierno–.
En las fotos se puede ver el vehículo, por ejemplo, en el aparcamiento del centro comercial Serrallo Plaza.

Sierra Nevada
Sierra Nevada

Otros de los vehículos que se pueden observar en las fotos corresponden a varios de los Audi Q5. Y, además, en infinidad de casos, se puede comprobar cómo el miedo a las multas no era una cuestión que preocupase a los cargos socialistas: lo misma aparcaban en una calle peatonal junto a la Diputación de Granada, como en pleno paso de peatones.

Sierra Nevada
Sierra Nevada

Otros de los coches de lujo se pueden ver en el aparcamiento de El Corte Ingles de Granada o en una calle del barrio de Bola de Oro de Granada.
Porque los tenían a su disposición y hacían literalmente lo que querían con ellos sin pagar ni un euro.

El Ministerio Fiscal cuenta ya con los informes de la Cámara de Cuentas que desvelan que el chiringuito de Cetursa fue la fuente de la que salieron sobresueldos de hasta 13.000 € anuales que se autopagaban directivos socialistas de la empresa pública que gestionaba la estación de esquí, como ha desvelado OKDIARIO.

 

Sierra Nevada
Sierra Nevada

Ahora los investigadores se centran, también, en los vehículos empleados por los directivos con cargo a la misma sociedad pública: coches de alta gama que, fruto de un acuerdo con Audi, permitieron a los directivos adjudicarse el uso de ocho todoterrenos Q5 y Q7. Y no fueron los únicos vehículos empleados para puro uso y disfrute de los enchufes socialistas.

También uno de los Volkswagen todoterreno más caros del mercado formaba parte de este parque público de vehículos que acabo haciendo las delicias de los cargos socialistas. Se trataba de pick ups 4×4 Amarok. De este modelo habría en concreto un total de 10 unidades a disposición de los directivos del chiringuito público de la Junta de Andalucía. El precio de un Audi Q5 se sitúa en 50.000 euros. El de un Audi Q7 se eleva hasta los 75.000 euros. Y el del Amarok alcanza los 42.000 euros.

En esa flota de vehículos no faltaban automóviles preparados para excursiones en grupo de los cargos del PSOE: un total de 4 furgonetas Volkswagen Transporter 4motion 9 plazas. Este modelo tiene una valoración de mercado de 33.000 euros y cuenta con un espacioso interior.
Todos los vehículos contaban con mantenimiento, neumáticos, combustible y hasta limpieza a cargo de Cetursa. Porque todo estaba pensado para que los enchufados lo fueran de verdad.

Últimas noticias