Cargos socialistas se adjudicaron vehículos de lujo Audi Q5 y Q7 propiedad de Sierra Nevada

Sierra Nevada
Sierra Nevada

La Fiscalía investiga el chiringuito montado por el PSOE en la estación de esquí de Sierra Nevada a través de la sociedad pública Cetursa, encargada de la gestión de las instalaciones. A esta sociedad no sólo se le cargaron importantes cantidades en sobresueldos para enchufes socialistas, sino que también se adjudicaron vehículos de lujo –Audi Q5 y Q7– a nombre de la empresa pública para utilización puramente privada de los agraciados por el dedo socialista.

El Ministerio Fiscal cuenta ya con los informes de la Cámara de Cuentas que desvelan los sobresueldos de hasta 13.000 € anuales que se autopagaban directivos socialistas de la empresa pública que gestionaba la estación Cetursa, como ha desvelado OKDIARIO. Y ahora los investigadores han empezado a recabar datos de los vehículos empleados por los directivos con cargo a la misma sociedad pública: coches de alta gama que, fruto de un acuerdo con Audi, permitieron a los directivos adjudicarse el uso de ocho todoterrenos Q5 y Q7.

No fueron los únicos vehículos empleados para puro uso y disfrute de los enchufes socialistas. También uno de los Volkswagen todoterreno más caros del mercado formaba parte de este parque público de vehículos que acabo haciendo las delicias de los cargos socialistas. Se trataba de pick ups 4×4 Amarok. De este modelo habría en concreto un total de 10 unidades a disposición de los directivos del chiringuito público de la Junta de Andalucía. El precio de un Audi Q5 se sitúa en 50.000 euros. El de un Audi Q7 se eleva hasta los 75.000 euros. Y el del Amarok alcanza los 42.000 euros.

El documento que hoy muestra OKDIARIO forma parte de la documentación que refleja el parque móvil a nombre de Cetursa. Una flota de vehículos donde, además, figuraban un total de 4 furgonetas Volkswagen Transporter 4motion 9 plazas. Este modelo tiene una valoración de mercado de 33.000 euros y cuenta con un espacioso interior. Se trata de uno de los mejores vehículos para excursiones en grupo. Y es que, de esa actividad también se beneficiaron los enchufes del PSOE.

Cargos socialistas se adjudicaron vehículos de lujo Audi Q5 y Q7 propiedad de Sierra Nevada

Todo el parque móvil se consiguió, tal y como narra el documento en poder del PP y emitido por la Junta de Andalucía el 29 de noviembre de 2016, gracias a un acuerdo de publicidad con el Grupo Volkswagen-Audi España SA y el concesionario Nucesa. El contrato incluía “el mantenimiento, cambio de neumáticos, averías y seguro de accidentes”, con lo que los directivos no tenían que pagar ni un euro.

Los testimonios recabados por el PP apuntan ya de forma masiva a la utilización privada de estos vehículos, que debían haberse limitado a la utilización interna en la estación y que fueron empleados a título puramente privado. El Ministerio Fiscal también investiga en Cetursa la creación irregular de plazas fijas para los enchufados o los viajes a costa de la sociedad.

Sobresueldos

La Fiscalía investiga, por otra parte, a directivos socialistas y enchufados del PSOE que se autoadjudicaban sobresueldos de hasta 13.000 euros. Mientras en plena crisis económica no dejaban de llegar los anuncios de falta de personal, de temporalidad excesiva, o de recortes y sueldos por debajo de convenio para los trabajadores no enchufados de Cetursa, lo cierto es que había un cupo de elegidos que disfrutaban de todo lo que querían, tal y como relata el informe de la Cámara de Cuentas emitido en 2016 y que obra ya en poder de la Fiscalía.

En ese informe se detalla con precisión cómo los directivos de Cetursa –bajo control del PSOE– trampearon de forma obscena los controles de la ley de 2012, una norma que fue aprobada en plena crisis para evitar que ningún cargo público ganara por encima de lo establecido para la presidencia de la Junta (menos de 65.000 euros).

El informe señala cómo 56 personas cobraron durante dos años, hasta el ejercicio 2014, retribuciones de alta dirección incumpliendo la ley. Y cómo, sin dejar de cobrar más de lo establecido por esa norma, “las subdirecciones y direcciones se convierten en áreas y sus titulares son cesados como directores y nombrados jefes de servicio con efectos de 31 de diciembre de 2014”, un cambio que les permitió beneficiarse del convenio colectivo al que no tenían derecho y escapar a las limitaciones de sueldo para directivos de entes públicos.

Los sobresueldos para los enchufados supuso un fuerte aumento de los ingresos: “Además, a todos los titulares se les abona un complemento en concepto de “incentivo”, que no aparece regulado en el convenio colectivo, con el que se retribuye la especial dedicación por razón del puesto”. “Durante el ejercicio objeto de fiscalización, el importe devengado por este complemento no ha sido el mismo para todas las jefaturas, variando entre un mínimo de 100 € y un máximo de 815 € brutos/mes (15 pagas)”, destaca el informe.

Lo último en España