Crisis del coronavirus

El timo del ingreso mínimo vital de Iglesias: el Gobierno pagará 294 € y el resto lo pondrán comunidades y ayuntamientos

El Ejecutivo asegura que el coste presupuestario total de la medida será de 3.000 millones de euros anuales y las familias que lo recibirán rondan las 850.000

Sigue en directo la última hora del coronavirus y las fases de desescalada

renta mínima
El Gobierno asegura que la renta mínima vital comenzará a cobrarse en junio

El Gobierno quiere aprobar esta semana su renta o ingreso mínimo vital (IMV). Se trata de la renta con la que el Ejecutivo socialcomunista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias pretende combatir los efectos económicos del coronavirus. El Gobierno asegura que su importe mensual para los beneficiados será de entre 461 euros y casi 1.100 euros, según ha adelantado el titular del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social e Inmigraciones, José Luis Escrivá. Pero el mismo Gobierno asegura que comenzará a cobrarse en junio y beneficiará a cerca de 850.000 hogares.

Es más, ese mismo Ejecutivo asegura que el coste presupuestario total de la medida será de 3.000 millones de euros anuales. Un simple cálculo desvela la realidad de que, una vez más, las medidas del escudo social de Sánchez e Iglesias vuelven a ir de la mano de las trampas. Y es que, ese coste presupuestario sólo da para pagar 294 euros mensuales de media por familia. Y ello, contando con que realmente en el momento de pagar las mensualidades haya dinero público para abonarlo.

Nueva medida de «escudo social», como le llama el Gobierno socialcomunista al paquete de ayudas contra el coronavirus. Y nuevas trampas. Lo cierto es que la renta o ingreso mínimo que anuncia este Gobierno a bombo y platillo se va a solapar -y completar- con medidas autonómicas y pagos incluso municipales ya regulados con el fin de ayudar a los menos favorecidos, y con cargas familiares, a poder mantener un mínimo nivel de ingresos hasta encontrar un puesto de trabajo. Por eso Pablo Iglesias se ha adelantado a anunciar un importe mínimo que no es lo que ellos van a pagar, sino la suma de sus cuantías y los distintos complementos que ya existen en toda España.

Porque Iglesias se está anotando como méritos pagos ajenos ya existentes. El cálculo que desvela la farsa es sencillo. La dotación presupuestaria anual ya ha sido anunciada: 3.000 millones de euros por ejercicio completo. El número de familias perceptoras también se ha confirmado: 850.000 unidades familiares. Una simple división desvela que el importe asignado por hogar será de una media de 294 euros en caso de pagarlo en 12 pagas, o de 252 euros en caso de dividirlo en 16 pagas (las mensualidades y dos extras).

Sin más presupuesto

Y, puesto que no se ha anunciado más partida presupuestaria que esa, no puede haber más dinero.

El resto del importe hasta esos casi 1.100 euros que anuncia el Gobierno socialcomunista realmente es dinero procedente de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos y que ya está regulado y pagándose.
En resumen: una nueva farsa. Porque tendrán difícil justificar Sánchez e Iglesias que con poco más de 250 euros por mes y hogar cambian la forma de vida de la gente con problemas.

Pero, eso sí, pese a ser una farsa, la medida supondrá un nuevo incremento del déficit en otros 3.000 millones de euros a tener que justificar ante Bruselas.

El presidente del Gobierno ha recordado ya que prestaciones similares a su renta mínima existen en otros países europeos y que servirá para amparar a cuatro de cada cinco personas que en España sufren pobreza severa. Pero se le ha olvidado recordar que prestaciones similares existen ya en las regiones españolas y él se las pretende anotar ahora como un tanto propio a efectos mediáticos.

Sánchez no ha escatimado en sus alabanzas a la reforma. Y ha indicado que aproximadamente la mitad de los hogares que percibirán este ingreso cuentan con niños a cargo. Es más, ha lamentado que en España más de dos millones de niños sufren situaciones de pobreza.

Pero, de nuevo, ha olvidado otro detalle: y es que si esos 294 ó 252 euros se tiene que dividir en un hogar, por ejemplo, de tres miembros, significa que cada unas de las personas ayudadas no llegará a percibir mensualmente ni cien euros. Y es complicado esgrimir que con cien euros per capita se hace pasar a una persona de la pobreza al bienestar económico.

Lo último en España

Últimas noticias