Medusa Festival

Críticas entre los asistentes al Medusa Festival: «Las tiendas de campaña han aguantado más que el escenario»

Ver vídeo

La tragedia ha sacudido esta madrugada el Medusa Festival de Cullera (Valencia), uno de los eventos más importantes de música electrónica en España. Pasadas las 4 de la madrugada, varias estructuras se derrumbaban dejando un muerto -un joven de 22 años- y decenas de heridos, 40 según las últimas informaciones, tres de ellos en estado grave. Los asistentes se vieron sorprendidos por un «reventón cálido», un fenómeno meteorológico violento e impredecible que provoca fuertes rachas de viento a elevadas temperaturas. Las imágenes de testigos, que a lo largo de toda la mañana han circulado por las redes sociales, han permitido ver cómo el escenario y varios carteles tambaleaban por las ráfagas, ante la perplejidad de los jóvenes. Muchos optaron entonces por abandonar el recinto por su propia iniciativa, antes del desalojo.

Varios testimonios dan muestra de la conmoción entre los asistentes. También de las críticas. «Las tiendas de campaña han aguantado más que el decorado, no es cuestión de prever un reventón cálido, que es evidente que no se puede, pero sí montar todo a prueba de este tipo de cosas», se ha lamentado uno de los asistentes al festival. La Comunidad Valenciana estaba en alerta este fin de semana por altas temperaturas, superiores a los 40 grados, y también por episodios de viento. La Generalitat tomó la decisión de cerrar los parques naturales ante el riesgo de incendios.

«Se confirma que nos desalojan. Salimos de forma organizada, pero solo hay una opción: la misma entrada. Vemos una estructura caída, mucha policía y agentes de seguridad. Escuchamos ambulancias. Nos alejamos de la zona del festival», ha ido narrando otro de los asistentes en las redes sociales.

Varias personas han denunciado que el festival debía haberse cancelado, como ocurrió en otras localidades de la comunidad que también celebraban sus fiestas.

 

Algunos asistentes han criticado también cierto caos en el desalojo, si bien desde la Guardia Civil de Sueca (Valencia) se asegura que la evacuación de las cerca de 50.000 personas que se encontraban en el recinto se hizo en unos 40 minutos y que “fue un éxito”.  También ha considerado que el número de heridos puede ser mayor porque «muchos se trasladaron en vehículos particulares».

Otros asistentes al festival, no obstante, si dan cuenta de que las rachas de viento fueron de una violencia inédita lo que, consideran, hacía imprevisible la tragedia. En cualquier caso, será ahora la investigación, ya en manos de la Guardia Civil, la que deba determinar responsabilidades. El festival, que esperaba reunir hasta el domingo a unas 320.000 personas, ha quedado suspendido.

Desde la organización del Medusa Festival se han declarado «completamente desolados y consternados ante lo sucedido» y han expresado sus «profundas y sinceras condolencias a los familiares y amigos afectados por las fatales consecuencias».

Destacan que la localidad de Cullera y otras aledañas se vieron sorprendidas «por inclemencias meteorológicas excepcionales que causaron diversos daños en la infraestructura del recinto». «Hacia las 4 de la madrugada, un inesperado y violento vendaval asoló ciertas zonas del festival obligando a esta dirección a tomar la decisión inmediata de desalojar el área de conciertos para garantizar la seguridad de los asistentes, trabajadores y artistas congregados. Desgraciadamente, el fenómeno meteorológico de características devastadoras hizo que algunas estructuras provocaran los inesperados hechos», han subrayado en un comunicado. La Generalitat Valenciana había supervisado esta semana las instalaciones.

Lo último en España

Últimas noticias