Andalucía

El chiringuito de la memoria histórica en Andalucía que desmontarán PP y VOX cuesta 1,7 millones

Banderas republicanas en favor de la ley de Memoria Democrática de Andalucía
Banderas republicanas en favor de la ley de Memoria Democrática de Andalucía.

Según consta en la memoria presupuestaria, sólo en gasto de personal prevé un desembolso de 558.341 euros, mientras la cantidad destinada a subvenciones para asociaciones ideologizadas alcanza los 310.000 euros

La dirección general de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, en cuyo desmontaje se implicarán PP y VOX a tenor de lo pactado en su acuerdo de investidura, maneja un presupuesto (las cuentas autonómicas acaban de ser prorrogadas) de 1,72 millones de euros.

Según consta en la memoria presupuestaria, sólo en gasto de personal prevé un desembolso de 558.341 euros, mientras la cantidad destinada a subvenciones para asociaciones ideologizadas de memoria histórica alcanza los 310.000 euros. Y en gastos corrientes, las partidas dedicadas a suministros, material de oficina, conferencias, cursos, estudios y publicaciones, se sitúan en 700.000 euros.

Hasta la fecha, la dirección general de Memoria Democrática ha estado adscrita a la Consejería de Presidencia, que en el nuevo reparto de carteras entre PP y Ciudadanos será asumida por el PP.  Si esta competencia se mantiene finalmente dentro de Presidencia, los populares podrán ir rebajando la aplicación presupuestaria hasta los ceros euros, como hizo el Gobierno de Mariano Rajoy con la estructura que había dejado el Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

En cambio, si esta materia, con los recursos destinados en este momento, pasa a ser gestionada por la consejería de Justicia, que recaerá previsiblemente en Ciudadanos, el desmantelamiento no irá tan rápido. Entre otras razones porque la Ley de Memoria Histórica ha quedado fuera del acuerdo de gobierno sellado por PP y Ciudadanos.

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, recalcó este viernes que su partido, sólo se siente vinculado por las 90 medidas "liberales" para gobernar en Andalucía que pactó con el PP, y no con los acuerdos que esta formación haya alcanzado con VOX.

Ley de Concordia

En concreto, los populares firmaron con la formación de Santiago Abascal el compromiso de "promover una Ley de Concordia que sustituya a la ley de memoria histórica", eje de las actuaciones de la citada dirección general de Memoria Democrática.

De este modo, la sustitución de la Ley de Memoria Histórica por una de Concordia en Andalucía se avecina compleja, sobre todo por el recelo que genera en Ciudadanos. El partido naranja, que al igual que el PP se abstuvo en la aprobación de esta norma a nivel autonómico, ya ha avanzado que la Ley de Concordia no saldrá del Ejecutivo que va integrar, sino que partirá del Parlamento a través de una proposición de PP o VOX.

Además, otro punto del pacto entre populares y voxistas insta a "eliminar toda convocatoria de subvenciones a personas físicas o jurídicas que no cumpla evidentes fines de utilidad pública y social".

Revisionismo

Según consta en el programa presupuestario de la dirección general de Memoria Histórica, sus objetivos son el "reconocimiento" a las víctimas andaluzas de la guerra civil y el franquismo, la "declaración y señalización de lugares de memoria histórica", el "conocimiento de la situación y el papel de las mujeres en la contienda bélica", la "localización y exhumación de fosas", la concesión de subvenciones a entidades que promueve este revisionismo histórico y la firma de convenios con otras administraciones públicas.

Entre tanto, tal y como ha publicado OKDIARIO, los socialistas prevén utilizar las alcaldías en las que gobiernan para puentear al Ejecutivo autonómico de Juanma Moreno Bonilla y seguir con las exhumaciones y las excavaciones de fosas solicitando ayuda jurídica y presupuestaria del Gobierno central de Pedro Sánchez, a través de la ley estatal de Memoria Histórica que impulsó José Luis Rodríguez Zapatero.

Últimas noticias