Casado se siente víctima de una "fake new" en la falsa polémica sobre inmigrantes embarazadas

Casado: "Es una 'fake news', me siento víctima porque antes de político soy persona".

El presidente del PP, Pablo Casado, ha sostenido este viernes que es "víctima" de una "fake new" (noticia falsa) cuando le atribuyen la medida de "blindar" la estancia en España de mujeres inmigrantes embarazadas que ofrezcan su bebé en adopción, algo que ha negado porque le parece "una barbaridad".

En su discurso de agradecimiento, tras recibir un premio de la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid por su forma de comunicar, Casado ha defendido que lo único que pretende su partido es extender a todo el ámbito nacional una medida que ya funciona en las comunidades autónomas gobernadas por el PP, basada en garantizar la confidencialidad a las mujeres que quieran entregar a su bebé en adopción y evitar así el abandono.

Casado ha afirmado que está "absolutamente comprometido" con la defensa de las mujeres embarazadas para que, "en cualquier circunstancia administrativa", tengan "todo el apoyo" de la Administración, "decidan lo que decidan".

Por su parte, el vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, ha asegurado que su partido propone "lo contrario" de lo que se le "acusa" sobre las mujeres inmigrantes embarazadas que quieren dar su hijo en adopción, ya que plantea que esta decisión "no sirva para iniciar un proceso de expulsión" y se proteja al menor y la mujer.

En declaraciones a EFE, Maroto ha explicado que el presidente del PP, Pablo Casado, "es primero persona y luego político" y, por eso, propone medidas para que una mujer embarazada que se encuentra en situación irregular en España "no tenga miedo de dar sus datos cuando quiere dar a su hijo en adopción porque eso pueda suponer que la pillen y le echen del país".

"Por razones humanitarias y de protección del menor y de la mujer decimos que este proceso no sirva para iniciar un trámite de expulsión", ha afirmado Maroto, quien puntualiza que "esto no cambia la situación irregular de esa mujer, ni cambia nada".

El PP plantea que este proceso de adopción sea "reservado", algo que de ninguna manera supone un "blindaje" para la mujer inmigrante.

Maroto ha recriminado a ciertos "personajes de izquierda", como el fundador de Podemos Juan Carlos Monedero, que digan que el PP propone "sacar los niños a las madres inmigrantes para dárselos a las españolas", algo que sería "no tener alma", y que además es mentira y está basado en noticias "inexactas".

Ese tipo de iniciativa "no se ha pronunciado nunca por parte del PP", según Maroto. "Estamos diciendo lo contrario de lo que se nos acusa", ha afirmado, porque su partido lo que quiere es evitar que "una mujer embarazada en situación irregular tenga miedo" a dar a su hijo en adopción.

Se trata de "evitar la situación de niños que son abandonados o tirados en el contenedor porque la madre tiene miedo a acercarse a una administración por estar en situación irregular".

El vicesecretario del PP ha recordado que este protocolo ya se aplica en la Comunidad de Madrid y quieren extenderlo al resto de España para "evitar situaciones de riesgo para los menores y las madres", como una de las medidas de la ley de protección de la maternidad presentada por Casado el pasado fin de semana en Cartagena.

Lo último en España