La Casa del Rey negocia una entrevista de Felipe VI con el filopodemita Broncano en ‘La resistencia’ de Movistar +

Los Reyes Felipe VI y Letizia inician el martes en Canarias una gira por las 17 comunidades autónomas para recuperar el contacto con los ciudadanos y agradecerles los sacrificios realizados durante los tres meses de estado de alarma provocados por la pandemia del coronavirus.

El objetivo de esta gira es también relanzar la imagen de la Familia Real, cada vez más cuestionada por el propio Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, y dejar atrás el escándalo sobre las cuentas secretas del Rey emérito Juan Carlos I en Suiza.

Dentro de esta operación de imagen, la Casa del Rey tiene sobre la mesa una petición del programa estrella de Movistar+, La resistencia –que presenta el humorista David Broncano–, para entrevistar a Felipe VI en su espacio de máxima audiencia.

Según las fuentes consultadas por OKDIARIO, en principio la Casa Real ve con buenos ojos la propuesta para que Felipe VI sea entrevistado por Broncano, pues considera que esto permitiría aproximar la imagen del monarca a un público más joven, precisamente el que se muestra más crítico con la institución de la Monarquía.

Una entrevista ‘sin condiciones’

Pero en los últimos días se han disparado las alarmas en la Casa de Rey, ante el temor de que la entrevista se convierta en una encerrona, en la que Felipe VI se vea obligado a responder, una y otra vez, sobre los escándalos protagonizados por su padre. Algo que echaría por tierra el trabajo realizado para recuperar la confianza de los ciudadanos en la Familia Real.

El programa La resistencia se emite de lunes a jueves en el canal de abonados de Movistar. Está producido por El Terrat, la empresa de Andreu Buenafuente que también realiza varios programas para TV3 como FAQS, convertido en una de las principales plataformas de propaganda del independentismo catalán. Por su parte, el presentador David Broncano, que inició su trayectoria realizando monólogos de humor en Paramount Comedy,  se ha significado por defender posiciones políticas próximas a Podemos, el partido que desde el Gobierno hoy intenta poner en jaque a la Monarquía.

En las negaciones que se están desarrollando, la Casa Real ha pedido a El Terrat que la entrevista –que no tiene precedentes desde que Felipe VI subió al trono– no se utilice para dañar la imagen de la Familia Real, en un momento de especial inestabilidad política como el actual. Por su parte, la productora de Andreu Buenafuente ha exigido que la entrevista se pueda desarrollar sin ningún tipo de condiciones previas.

Las revelaciones periodísticas sobre la fortuna secreta del Rey emérito Juan Carlos I, a raíz de la investigación abierta hace dos años por la Fiscalía de Ginebra, han obligado a Felipe VI a romper amarras con su padre, para evitar que se deteriore aún más la imagen de la institución.

Felipe VI renuncia a la herencia

OKDIARIO desveló el pasado 3 de marzo que Juan Carlos I donó en 2012 a su entonces pareja sentimental Corinna Sayn Wittgenstein y a su hijo Alexander 65 millones de euros, que había recibido del Rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdulaziz. El Rey emérito transfirió estos fondos a través de la Fundación Lucum, con la que gestiona su patrimonio en varios paraísos fiscales mediante testaferros. A través de la misma fundación, Juan Carlos I regaló otros dos millones de euros a la mallorquina Marta Gayà, con la que mantuvo una larga relación sentimental.

La Casa del Rey salió al paso de estas informaciones anunciando, el pasado mes de marzo, que Felipe VI ha renunciado a cualquier herencia que pueda corresponderle de su padre, al que ha retirado la asignación que venía recibiendo de los Presupuestos Generales del Estado.

De hecho, Felipe VI compareció ante un notario el 12 de abril de 2019 para dejar constancia de que ha comunicado por carta al Rey emérito que renuncia, en nombre propio y en el de su hija, la Princesa de Asturias, a cualquier beneficio de la Fundación Lucum y a cualquier otro legado de procedencia irregular.

El último escándalo estallaba este fin de semana, cuando el diario británico The Telegraph desveló que un empresario y amigo íntimo de Juan Carlos I, Josep Cusí, pagó  269.000 de los 467.500 dólares que costó la luna de miel que Felipe VI y Letizia disfrutaron, durante varios meses, en 2004. El rotativo sugiere que Cusí ha actuado así como testaferro de Don Juan Carlos, para el que ha dirigido la construcción de varios de los barcos de la serie Bribón.

La Casa del Rey, que veía con buenos ojos la propuesta para que Felipe VI sea entrevistado en el programa de Broncano en Movistar+, comienza a temer ahora que este espacio se vuelva en su contra y provoque un nuevo roto en la imagen de la institución.

Lo último en España

Últimas noticias