Un alcalde del PSOE empleado de la Junta pidió cobrar sin trabajar para dedicarse a la campaña de 2015

La política local en El Puerto de Santa María (Cádiz) anda revuelta con la bomba informativa que estalló el pasado martes al difundirse que el alcalde David de la Encina, del PSOE, pidió permiso a sus jefes en una agencia de la Junta de Andalucía para no ir a trabajar, seguir cobrando el sueldo durante siete meses y dedicarse intensamente a la campaña electoral de 2015, en la que finalmente consiguió la alcaldía con los votos de IU y Levantemos (una marca local de izquierda radical).

El e-mail dirigido en octubre de 2014 a su jefa en la Fundación Andalucía Emprende Vanessa Bernard, a la secretaria general del Psoe en Cádiz y al entonces vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, expresa con toda claridad y sin rodeos su deseo de que se le libere de ir a trabajar pero seguir cobrando para dedicarse con toda intensidad a la campaña de las elecciones locales de mayo de 2015.

El propio De la Encina ha reconocido que mandó ese correo y que “fue un error fruto de su inexperiencia como candidato”. También ha reconocido su torpeza en un intento de exculparse y eludir las responsabilidades políticas de sus actos.

El descaro con el que se solicita semejante privilegio ha llamado poderosamente la atención en los medios locales y provinciales de Cádiz y ha provocado que todos los partidos representados en el Ayuntamiento portuense (PP, Cs, IU) hayan pedido la dimisión del alcalde, a excepción del PSOE y la agrupación Levantemos, que sí ha solicitado que renuncie a ser candidato en las próximas elecciones locales.

Para el PP, en palabras de su secretario general en El Puerto, Javier Bello: «no se ha desmentido ni probado que no consiguiera lo que pidió, de hecho su actividad en los meses anteriores a la campaña fue muy intensa en horarios en los que debía estar en su puesto. Es un hecho gravísimo que muestra que no compitió en igualdad con los demás, ya que iba dopado con esa ayuda extra de cobrar un sueldo sin ir a trabajar. Un sueldo de una institución pública que pagamos todos con nuestros impuestos. Algo muy diferente al caso de otros candidatos, que seguimos en los puestos de trabajo o negocio, haciendo la jornada laboral o pasando un montón de horas tras la barra de un bar o de un comercio mientras dedicamos el tiempo libre a la actividad política. Es indignante la irresponsabilidad con la que los socialistas manejaban la Junta de Andalucía como su cortijo particular para favorecer a los suyos y sus objetivos políticos de forma fraudulenta. Otra muestra más de la trama del PSOE andaluz ,que utilizaba la Junta como trampolín para conseguir alcaldías”.

IU también ha solicitado la dimisión de De la Encina, pero en su caso esta petición es más crítica, ya que ahora es el único socio de gobierno del PSOE en el Ayuntamiento. En una asamblea local celebrada el jueves por la tarde, los militantes han acordado que en vista de que De la Encina se ha enrocado y no piensa dimitir, romperán el pacto si el los órganos superiores del Psoe no le obligan a dejar la Alcaldía.

En el PSOE, el resto es silencio aunque De la Encina ha recibido una muestra de apoyo de la secretaria general provincial y presidenta de la Diputación, Irene García, que ha acudido con él a un acto de inauguración de una jornadas en El Puerto (a pesar de que este tipo de actos están prohibidos al estar convocadas elecciones).

Por otro lado, los trabajadores de la Fundación Andalucía Emprende a través de su comité ha pedido que se investiguen estos hechos por su gravedad y se han mostrados preocupados de que afecten a la imagen de la Fundación.

Lo último en España

Últimas noticias