Ayuntamiento de Barcelona

Colau fulmina la religiosidad del ‘Corpus’ de Barcelona tras explicar al detalle la historia del Ramadán

El Ayuntamiento de Barcelona ha convertido la festividad del Corpus Christi en una mera fiesta popular relegando la parte religiosa hasta la nimiedad

ada colau
Ada Colau evita mencionar al cristianismo en el Corpus

El Ayuntamiento de Barcelona, liderado por Ada Colau, ha convertido la festividad del Corpus Christi de la Ciudad Condal en una mera fiesta popular relegando la parte religiosa hasta la nimiedad. Mucho hay que rebuscar en la web del Consistorio para encontrar relación alguna de la fiesta con su origen cristiano. Todo lo contrario ocurrió cuando semanas atrás se celebró el Ramadán, donde el Gobierno municipal no dudó en explicar al detalle las tradiciones e historia de los musulmanes durante este periodo.

El día del Corpus es una celebración cristiana que tiene lugar el undécimo día después del Pentecostés. La jornada toma especial relevancia en Barcelona donde tradicionalmente se ha considerado prácticamente como una fiesta mayor. Sus primeras procesiones datan del año 1320, siendo la de Barcelona una de las más antiguas de España.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Ada Colau se ha empeñado en fulminar el evidente origen cristiano, que data del siglo XIII,  cuando la monja Juliana de Cornillon promueve la celebración de una fiesta en torno al cuerpo y la sangre de Cristo. La alcaldesa ha tratado una vez más de relevar la cuestión religiosa a un segundo plano, para destacar su carácter simplemente popular y cultural.

El consistorio barcelonés se ha esmerado en que los símbolos religiosos desaparezcan incluso del cartel que anuncia la festividad. Así, ha elegido resaltar uno de las tradiciones del Corpus, ‘L’ou com balla’. Tiene lugar en el claustro de la Catedral de Barcelona, donde se hace ‘bailar’ un huevo vacío sobre un chorro de agua de la fuente. Esta peculiaridad data del siglo XV y se ha extendido a varios lugares de la Ciudad Condal además de la Catedral.

Colau fulmina la religiosidad del ‘Corpus’ de Barcelona tras explicar al detalle la historia del Ramadán
Cartel en el que se aprecia el huevo vacío

A pesar del carácter histórico de la actividad que la alcaldesa ha escogido para ilustrar su cartel, llama la atención que Ada Colau haya encontrado una salida para evitar los símbolos religiosos una vez más, tal y como lo hizo en Navidad.

Además, repasando la Historia que el consistorio de Ada Colau ha resumido sobre el Corpus es imposible encontrar el vínculo de la festividad con el cristianismo.

En su página principal relata que «el Ayuntamiento de Barcelona, ​​la Catedral de Barcelona y la Federación de Entidades de Cultura Popular y Tradicional de la Barcelona Vella» decidieron «recuperar para toda la ciudadanía una de las fiestas más antiguas y que a lo largo de la historia más se han celebrado en la ciudad: el Corpus». Explica que «lo han hecho a partir de dos de los aspectos más populares y participativos de la fiesta, que son fruto de la herencia colectiva de los barceloneses: el huevo como baila y la procesión». «La celebración del Corpus es una tradición viva de Barcelona, ​​que se adorna para participar en esta manifestación de la rica tradición popular de la ciudad», añade. Como puede apreciarse, no existe ni rastro de su origen religioso, sino que el Consistorio lo adorna como una celebración más de la cultura de la ciudad.

La procesión

Si bien reconoce la existencia de una «procesión», lo hace por la particularidad de la procesión Barcelona, donde se aúnan la procesión religiosa y la popular. Por lo tanto, una queda diluida en la otra.

De hecho, en el apartado donde el Gobierno municipal habla de la misma aclara que se trata «del momento culminante de la fiesta de Corpus» y es «una procesión festiva, un desfile laico».

«La procesión, celebrada en Barcelona desde 1320, es un patrimonio cultural inmaterial de la ciudad. Durante siglos esta pasacalle ha sido la verdadera fiesta mayor de la ciudad. En la vertiente civil y popular, ha sido el origen de muchos bailes y elementos de imaginería festiva», añade sin hacer mención a la procesión religiosa.

Colau fulmina la religiosidad del ‘Corpus’ de Barcelona tras explicar al detalle la historia del Ramadán
Web del Ayuntamiento de Barcelona

¿Y el Ramadán?

Muy diferente fue el trato que dio el Ayuntamiento de Ada Colau el pasado mes de abril al Ramadán. En este caso, la propia web del Consistorio informó de las tradiciones religiosas de los musulmanes, como el ayuno y las oraciones.

«Durante el mes del Ramadán los musulmanes cumplen el cuarto pilar del Islam, que es el ayuno o abstinencia de toda comida, bebida o relación sexual (sawm) desde el alba hasta la puesta de sol», explicó.

En este sentido, el Gobierno municipal no dudó en mencionar la religión islámica como pilar de la celebración.

Además, explicó detalladamente las características propias de la celebración: «Las personas musulmanas se levantan antes de la salida del sol para tomar el desayuno (suhûr) y hacen la ruptura del ayuno (iftâr) después de la puesta de sol. Durante el mes del ramadán, la oración de la noche suele ir seguida de una oración optativa (tarâwih) en la que cada noche se va leyendo una parte del Corán hasta que se completa su lectura. Hay que recordar que es precisamente durante el mes del Ramadán cuando el profeta Muhammad recibió la primera revelación, y es durante este mes cuando nació el Islam«.

El Gobierno de Colau llegó a editar un vídeo donde varios musulmanes explicaban la historia del Ramadán y su tradición religiosa. Tal y como puede comprobarse, se detallaban los orígenes y la vinculación con el Islam.

 

Lo último en España

Últimas noticias