España

Podemos Cataluña pide por Telegram a sus chivatos que delaten a los que pitaron a su nº1 en un acto

Albano Dante Fachin, nuevo líder de Podemos en Cataluña. (Foto: Twitter)

Coacciones, amenazas y persecución de la disidencia se han convertido en habituales en los medios internos de Podemos, como en distintas ocasiones han denunciado desde los sectores críticos.

Uno de los últimos ejemplos ocurrió este mismo fin de semana, en Podem, la rama catalana del partido. Según denuncian miembros de la formación, Manuel Pujol, integrante de la Comisión de Garantías, pidió a través del grupo de Telegram del partido la identificación de las personas que, el pasado viernes, abuchearon en un acto a su secretario general, Albano Dante Fachin, cuando defendía la confluencia con el nuevo partido de Ada Colau.

“Podéis identificar a estas personas??.. sobre todo el chico de la gorra militar, que era el de las consignas…”, reclamó Pujol a través del grupo ‘Podem CAT’.

La indicación generó un evidente rechazo entre el resto de usuarios, que no dudaron en desaprobar a Pujol. “¿Estás amenazando a la gente del acto de ayer? Leer para creer”, le respondió uno de ellos.

“Una cosa es criticar o polemizar con quien sea y otra intentar reventar actos (…) del propio partido. Lo primero es legítimo, lo segundo sospecho que es punible y si la sospecha se torna en seguridad se actuará en consecuencia”, defendió Pujol. Los usuarios continuaron reprochándole lo que calificaron de “amenazas”, dejando entrever que se trata de un comportamiento habitual.

“Es la leche que una persona de garantías esté todo el día reclamando identificaciones”, comentó otro usuario. “Madre mía, una persona de garantías amenazando libremente. Me amenazarás a mí también Manuel?? Y eso que no estuve en el acto”, añadió otro.

Vista la crispación, Pujol reclamó que los datos le fuesen enviados por mensaje privado. 

Los hechos se refieren en concreto a un mitin que Fachin ofreció el pasado viernes en Sant Feliu de Llobregat, junto al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.  En el acto, el primero del líder catalán junto a Iglesias, quedó clara la buena sintonía entre ambos, en plena guerra interna entre el secretario general y su número dos,  Íñigo Errejón.

En su intervención, Fachin destacó la “oportunidad histórica” para Podem que supondría unirse a la formación que prepara Colau con otras fuerzas de la izquierda alternativa y que amenaza con barrer por completo la fuerza de Iglesias en Cataluña.La postura del dirigente catalán provocó silbidos y abucheos de una parte de los asistentes, que le respondieron gritos de “¡Somos Podemos!” para manifestar sus recelos hacia esta confluencia.

“No nos dan miedo los debates broncos, son la manera de construir unidad”, respondió Fachin. En su turno de palabra, Pablo Iglesias llegó a abroncar a los asistentes: “En un acto público no se abuchea a nadie”, les reprendió el líder de Podemos.

 

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

x
¿Te gusta?