Sánchez se reunió en secreto con Diess

Volkswagen prioriza Martorell frente a Navarra tras presionar Moncloa para llevar producción a Cataluña

La planta de Volkswagen Navarra en Landaben
La planta de Volkswagen Navarra en Landaben

La planta de Volkswagen Navarra ha encendido todas las alarmas. Las últimas decisiones que ha adoptado el fabricante automovilístico alemán desde su sede en Wolfsburgo -entre ellas, el cese de Emilio Sáenz, presidente de Volkswagen Navarra- y la promoción del Gobierno de Pedro Sánchez a Seat Martorell -filtrando, incluso, que será una de las compañías que liderará el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (​PERTE) de la automoción- ha puesto en duda la adjudicación del vehículo eléctrico para Landaben. Una adjudicación vital para asegurar el futuro de la factoría y el empleo en la región.

Según han confirmado fuentes conocedoras de la situación en conversaciones con OKDIARIO, «el grupo Volkswagen ha tomado ya una decisión y las exigencias de Moncloa -dinero público- han ganado a la competitividad de la factoría de Landaben para que la producción del modelo pequeño electrificado se ensamble en Martorell». «En concreto, Pedro Sánchez ha puesto encima de la mesa 1.500 millones de euros para trasladar producción a Cataluña en detrimento de Navarra para el ensamblaje de 500.000 unidades hasta 2025», añaden.

«Landaben también producirá eléctricos pero llegarán más tarde que a Martorell y los coches serán menos competitivos porque todas las quinielas apuntan a que Seat ensamblará las 200.000 unidades de los modelos electrificados de la marca Volkswagen», explican. El resto se lo repartirán entre Navarra y Portugal con 80.000 coches de CUPRA, 80.000 de Audi y 80.000 de Skoda.

Sánchez se reunió con Diess en secreto

Un acuerdo que se cerró el pasado 2 de julio, según las citadas fuentes. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunió en secreto en el Palacio de la Moncloa con el presidente del grupo Volkswagen, Hebert Diess, para cerrar la adjudicación del eléctrico a España que competía directamente con Hungría. Una reunión de la que el Gobierno no hizo la propaganda a la que nos tiene acostumbrados y que ha provocado un profundo malestar a los empresarios navarros.

En dicha reunión, el Gobierno apostó por Martorell pese a que la electrificación de esta factoría es mucho más cara que la de Volkswagen Navarra ya que supone una inversión inicial de 2.000 millones de euros -el 70% lo pagará el Estado- frente a los 300 millones de Landaben. Pero ésta no ha sido la única reunión que han gestionado desde Moncloa para llevar la producción a Cataluña.

El pasado viernes 25 de junio con el ya ex jefe de Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Iván Redondo, con la presidenta de la Comunidad de Navarra, Maria Chivite, y el martes 29 de junio con representantes del grupo Volkswagen en Barcelona sin la presencia de representación de la dirección ni del comité de empresa de la planta navarra.

Una situación que preocupa a los sindicatos que en conversaciones con este diario han defendido el valor de la fábrica de Volkswagen Navarra para asumir la fabricación de alguno de los modelos de coche eléctrico y consideran «imprescindible que Volkswagen decida que uno de los coches que se vayan a hacer en España se haga en Pamplona».

«No ponemos en duda el empleo de los 4.000 trabajadores de la planta más los casi 8.000 de los proveedores, pero evidentemente el futuro está en la electrificación de la movilidad y, por tanto, es imprescindible que Volkswagen decida que uno de los coches que se vayan a hacer en España se haga en Pamplona», han insistido.

Plan industrial de Volkswagen 

El grupo automovilístico Volkswagen ha confirmado este martes su intención de construir en España la tercera fábrica de baterías del consorcio alemán, según ha anunciado en el marco del ‘New Auto Strategy Day’, en el que la compañía alemana ha expuesto su hoja de ruta hasta 2030. Además, ha anunciado que la ya planificada familia de modelos pequeños eléctricos podría producirse en España, lo que desempeñará un papel «clave» en la democratización de la movilidad eléctrica en Europa.

Volkswagen ha mostrado su intención de convertir a España en un pilar «estratégico» de sus planes globales de electrificación. De esta manera, junto con Seat están dispuestos a cooperar con el Gobierno para trasformar el país en un ‘hub’ líder de movilidad eléctrica y, por ello, solicitarán participar en el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte).

«España podría convertirse en un pilar estratégico de nuestra estrategia eléctrica. Estamos dispuestos a establecer toda la cadena de valor de la movilidad eléctrica en el país, incluida la producción de vehículos eléctricos, así como sus componentes, y una nueva fábrica de baterías del grupo. Dependiendo del contexto general y del apoyo por parte del sector público, a partir de 2025 la familia Small BEV podría fabricarse en España», ha reivindicado este martes el consejero delegado del grupo Volkswagen, Herbert Diess.

Lo último en Economía

Últimas noticias