Cinco días después del cese del presidente de Volkswagen Navarra

Así se gestó el plan para favorecer a Martorell: una reunión entre Chivite y Redondo en Pamplona

Así se gestó el plan para favorecer a Martorell: una reunión entre Chivite y Redondo en Pamplona
Iván Redondo y María Chivite

El 25 de junio, el ex director del gabinete de la Presidencia del Gobierno de Pedro Sánchez, Ivan Redondo, viajó a Pamplona para acudir a un acto de la Universidad de Navarra con una veintena de expertos del ámbito de la comunicación, el periodismo digital, la opinión pública, la sociología y la economía, según explicó el centro académico en una nota de prensa. Pero este no era el único plan que tenía el ‘guru’ en la comunidad foral, que solicitó, desde el Palacio de Moncloa, una reunión de una hora con la presidenta de la región, María Chivite.

Así lo han confirmado fuentes cercanas a la situación en conversaciones con este diario, que han explicado que «Ivan Redondo y María Chivite se reunieron en Pamplona el pasado 25 de junio durante una hora». «Previamente, el ex director del gabinete del presidente del Gobierno mantuvo un encuentro con un grupo de profesores de la Universidad de Navarra, sin incluirlo en su agenda, ni avisar de manera previa a los medios de comunicación de la región, en un acto privado y sin rastro del marketing al que nos tienen acostumbrados desde Moncloa», explican.

«Horas después, la Universidad de Navarra lanzó un breve y escueto comunicado para informar de la visita por el revuelo que se había generado en la capital navarra ante los rumores de la vista del ‘guru’ de Pedro Sánchez», explican. La nota de prensa aseguraba que en la sesión surgieron diversos aspectos de programas de grado y posgrado que la Universidad de Navarra imparte relacionados con la gestión pública como los grados de Filosofía, Política y Economía, Leadership and Governance, y Relaciones Internacionales, y los másteres de Comunicación Política y Corporativa, Reputación, y Gobierno y Cultura de las Organizaciones.

Sin embargo, Ivan Redondo no sólo viajó a Pamplona para hablar de comunicación, también aprovechó para comer en el Museo de la Universidad de Navarra con Enrique Goñi, adjunto al Presidente de Criteria Caixa; Alfonso Sánchez Tabernero, rector de la Universidad de Navarra; Juan Miguel Suculza, presidente de la Confederación Empresarial Navarra; y Santos Cerdán, actual secretario de organización del PSOE -cuya presencia incomodó a Redondo-.

Según las citadas fuentes, en la comida se hablaron sobre temas relacionados con la adjudicación de fondos europeos a las empresas navarras para hacer frente al impacto de la crisis del coronavirus. No obstante, las promesas que se realizaron en la mesa del restaurante del Museo de la Universidad de Navarra están en el aire tras la salida de Redondo del Gobierno.

Tras pasearse por la inmediaciones de la Universidad de Navarra, Redondo acudió a la sede Diputación Foral para reunirse con la presidenta de la comunidad, María Chivite, encuentro en el que según ha podido saber este diario se gestó la estrategia de Moncloa para conseguir que Volkswagen adjudicará la producción del vehículo eléctrico a Seat Martorell en detrimento de la factoría de Landaben para llevar producción a Cataluña.

Intervención política

Así, las citadas fuentes denuncian «la intervención del poder político para la adjudicación de la producción de la gama de vehículos pequeños eléctricos del grupo Volkswagen, ya que se han producido gestiones de representantes del Gobierno de Sánchez y del PSOE con la presidenta Chivite y de la propia presidenta del Gobierno de Navarra con representantes de Seat en Martorell».

En concreto, la socialista se reunió el martes 29 de junio con representantes del grupo Volkswagen sin que la participación de la presencia de representación de la dirección ni del comité de empresa de la planta navarra. Esto ocurría un día después del cese del presidente de la factoría de Landaben, Emilio Sáenz.

Lo último en Economía

Últimas noticias