PUEDEN CONSEGUIR HASTA UNA REDUCCIÓN DEL 12% EN EL PRECIO DE LA VENTA O ALQUILER DE UN PISO

El ‘boom’ del personal shopper inmobiliario: se multiplicará por 10 en los próximos dos años

personal shopper inmobiliario
Compra de vivienda (Foto: Getty).
Comentar

Buscar una casa donde vivir no es algo fácil. Convertir un sitio en tu hogar es el final de una carrera que dura meses. Meses en los que se miran decenas de pisos, se rechazan otros tantos y gustan solo unos pocos. Para dar con la clave ha aparecido el personal shopper inmobiliario, ese experto que ofrece un servicio teniendo en cuenta tus gustos al dedillo e ignora a las inmobiliarias y agencias tradicionales. La prioridad son tus gustos.

Y es que los compradores lo perciben cada vez más como la mejor opción para comprar o alquilar una vivienda. “Un personal shopper inmobiliario puede conseguir una reducción en el precio de una venta o alquiler de entre un 5% y un 12%“, mantiene Enric Jiménez, presidente y fundador de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI).

Su figura podría multiplicarse por 10

Cada año su figura gana presencia, según la AEPSI. Cuatro años después de su puesta en marcha, la asociación prepara un nuevo proyecto que tiene un claro objetivo: su expansión nacional. Su meta es llegar a los 100 socios a finales de 2017, ya que hasta ahora su crecimiento se ha concentrado en Barcelona y Madrid.

Ambas ciudades concentran la mayoría de los personal shopper españoles: en la capital catalana hay un 60% mientras que Madrid cuenta con el 20%. El resto: en diferentes ciudades de España, entre otras, Bilbao, San Sebastián y Málaga.

Pero estas cifras van a multiplicarse. Más de 500 profesionales en España tienen en su web el servicio de personal shopper inmobiliario (PSI), según estima Enric Jiménez, fundador y presidente de AEPSI. Una cifra que en los próximos dos o tres años “podría multiplicarse por 10”.

Y todo por una razón: “las empresas que ofrezcan el servicio de PSI tendrán una mayor oportunidad de crecimiento, ya que las que asesoran al vendedor, por la feroz competencia de captación en exclusiva y el aumento de inmobiliarias irán menguando sus ingresos”, asegura.

Los personal shopper, esenciales para el cierre de operaciones inmobiliarias

Las colaboraciones entre los personal shoppers inmobiliarios y las diferentes asociaciones y organizaciones cada vez son más frecuentes, según la asociación.

El mercado inmobiliario destaca por ser un escenario de competencia entre sus actores, un factor que beneficia a la figura del personal shopper, convirtiéndola en alguien esencial para el cierre de operaciones inmobiliarias: hacen que la compra o venta de algunas viviendas sea más rápida y más sencilla. “El 90 % de las operaciones que realiza un personal shopper inmobiliario se cierran en colaboración con un agente inmobiliario, ya que para dos profesionales es mucho más fácil ponerse de acuerdo que para dos particulares”, sostiene Jiménez.

El auge de los PSI en el mercado español también se explica por el cambio de perfil de los clientes que contratan sus servicios: “en 2016, el interés de los compradores nacionales se ha consolidado, ya que representan el 60% frente al 40% de los clientes extranjeros”. Aunque desde AEPSI aseguran que el interés ha crecido entre ambos perfiles.

Por lo general, las personas que contratan sus servicios son aquellos que están “cansados de buscar solos y no encuentran servicio en la inmobiliaria tradicional, clientes con poco tiempo y que viajan mucho, extranjeros o empresas que externalizan la búsqueda de sus locales, oficinas o viviendas para sus trabajadores a una empresa como la nuestra”, argumenta el presidente de AEPSI.

Ahorro de tiempo y dinero

Al personal shopper inmobiliario aún le queda mucha vida: “en los próximos años esta figura se popularizará y llegará a todos los estratos sociales“, tal y como subraya Jiménez.

Pero, ¿por qué? Entre otras cosas porque prometen que contratando sus servicios, se ahorra tiempo y dinero. Ellos se encargan de todas las gestiones. “Lo único que hay que hacer es indicar a este experto qué tipo de vivienda se busca, calidades y características generales, presupuesto y zona de preferencia”.

Con estos datos, el personal shopper se convierte en el rastreador del mercado inmobiliario hasta dar con la vivienda que mejor se adapta a lo que buscas. “Llegamos al 100% de la oferta del mercado, lo que está publicado y lo que aún no ha salido al mercado. Nuestro rastreo de viviendas in situ, programas informáticos de big data e inmobiliarias que nos envían el producto antes de que salga en portales inmobiliarios son la clave para encontrar lo que busca nuestro cliente”, apunta a OKDIARIO Enric Jiménez, presidente de AEPSI.

Para dar con la clave, se lleva a cabo un proceso de selección: visita las mejores opciones, realiza una presentación mediante informes basados en los aspectos técnicos y legales y le acompaña a una segunda visita a las opciones que quedan como finalistas. Y aciertan, al menos casi siempre: “entendemos que quien nos contrata acaba comprando lo que busca, pero no siempre es así, en estos momentos superamos el 80% de las operaciones que iniciamos“, sostiene Jiménez.

“Una vez elegida la vivienda, el personal shopper inmobiliario negociará en su nombre para obtener el mejor precio posible, revisará el estado físico de la vivienda y todos los documentos legales“. Lo único que queda es firmar y convertir esa vivienda en tu hogar.

Últimas noticias