SMI

Trabajo desvincula los malos datos del empleo agrario del alza del SMI

agrario
El renting permite utilizar un bien durante un período de tiempo y cambiarlo cuando hay un nuevo desarrollo tecnológico (Foto: GETTY).

El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, ha subrayado que los datos de empleo de enero son reflejo de problemas «estructurales» del sector agrícola como la falta de lluvias, la mecanización o la distribución y no achacables a las subidas del salario mínimo (SMI).

«Los datos nos muestran que los problemas del sector agrícola son independientes de las últimas medidas adoptadas en materia laboral», ha apuntado Pérez Rey en la rueda de prensa para valorar los datos de paro y afiliación del mes de enero que terminó con 244.044 ocupados menos, la mayor caída mensual desde 2013, y 90.248 parados más, la peor cifra para este mes desde 2014.

En la evolución de enero, que suele ser un mes malo para el empleo por el fin de contratos en hostelería y comercio, se ha sumado este año el impacto de las tormentas en la campaña de la aceituna.

Al detalle de las cifras de desempleo de enero, Pérez Rey ha destacado que las mayores subidas en el sector agrario se han dado en Jaén (3.848 parados más); Córdoba (1.664 más) y Sevilla (923), lo que señala a la campaña de la aceituna donde también han impactado los temas arancelarios.

Del lado de la caída de la ocupación, el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, también ha destacado «la sorpresa negativa» de la agricultura, con 15.000 afiliados menos este enero frente a una media para el mes de 1.000.

«Ha sido una pésima cosecha en la aceituna», ha subrayado Arroyo que también ha desvinculado los datos de la subida del SMI.

«No tenemos evidencia de que se haya producido ralentización en el sector por la subida», ha apuntado Arroyo que ha reconocido que los datos de enero no son buenos con caídas en todos los regimenes.

Lo último en Economía

Últimas noticias