Las tiendas del futuro ya son el presente: así revoluciona la Inteligencia Artificial el sector retail

tiendas futuro
GettyImages-908826388

La Inteligencia Artificial coge carrerilla frente a otras alternativas: el sector 'retail' invertirá más de 7 billones de dólares en 2022

El Big Data o análisis de datos se ha convertido en una parte clave para impulsar las ventas 'online' del sector

Las tiendas del futuro se han convertido en el presente. En un mundo en el que la tecnología avanza a pasos agigantados, el sector retail explora fórmulas en sus establecimientos físicos con frecuencia para alcanzar a un consumidor en constante cambio. La Inteligencia Artificial (AI, por sus siglas en inglés) ha cogido carrerilla frente a otras alternativas como la realidad virtual o el uso de robots. 

Según los expertos, la irrupción de Amazon ha puesto contra las cuerdas al comercio y, a día de hoy, el 28% de los retailers está desarrollando inteligencia artificial en sus tiendas frente al 4% de los comercios minoristas en 2016, según el informe Building the retail superstar elaborado por Capgemini. Los analistas de la consultora mantienen que esta tecnología es una de las más revolucionarias del sector comercio y estiman que el sector invertirá más de 7,3 billones de dólares en 2022.

Más allá de la inversión, está el ahorro: los comerciantes podrán guardar más de 340 billones de dólares en su hucha si extienden la tecnología de la inteligencia artificial a toda la cadena de suministro. Hasta la fecha, sólo el 1% de las compañías a nivel mundial ha aplicado la AI a los diferentes departamentos de una empresa.

Esta tecnología, que se caracteriza por ser disruptiva y fomentar la aparición de otros productos que antes no estaban en nuestras vidas, puede tener un impacto en toda la organización: tanto en la adquisición de la materia prima, la producción y transformación, el almacenamiento, así como la distribución al consumidor.

tienda futuro
Las compañías pueden llegar a ahorrarse hasta 340 billones de dólares, según el informe. (Fuente: Capgemini)

Big Data, el mejor aliado de la IA

A efectos prácticos, esta tecnología pasa por generar datos de forma constante: definir un target para desarrollar una estrategia empresarial. La inteligencia artificial permite conocer en profundidad al cliente y adelantarse, de esta manera, a sus demandas. “Hemos gastado mucho dinero en llevar la tecnología al cliente y hemos cometido un error. Debemos invertir en obtener información y sobre todo, en entender ‘el dato’. El dato está, pero hay que masticarlo y dárselo a tu equipo para que lo trabaje. Conocer al cliente es como tener una bola de cristal“, explica a este periódico Eduardo Zamácola, presidente de Acotex.

La clave, precisamente, reside en crear herramientas o aplicaciones móviles para analizar estos datos. Hasta la fecha, las diferentes propuestas también se vinculan con profesionales cualificados que sean capaces de examinar la inmensa cantidad de información que hay sobre los clientes.

Otros ejemplos de inteligencia artificial aplicada a las stores pasan por la sugerencia de productos en pantallas digitales y la oferta de información personalizada a través de asistentes digitales; mover el stock hacia las tiendas para que sea más accesible el producto; integrar ambos canales y permitir la compra mediante dos clics en la tienda física; gestionar un sistema de quejas para mejorar nuestros servicios y automatizar el proceso de pago.

La hiperpersonalización 

Aunque en los establecimientos físicos puedan recogerse muchos datos de compra -desde una tarjeta de fidelización de los clientes, el ticket de compra de los consumidores hasta el número de personas que visitan una tienda por día- Internet ha abierto la puerta a la hiperpersonalización, una consecuencia fundamental del Big Data y la inteligencia artificial.

Piensen en el proceso de compra a través de Internet: adquieren un producto y, de forma casi instantánea, tienen decenas de anuncios en la pantalla de su ordenador con productos similares. Instagram, Google, Amazon responden a nuestras compras siguiendo nuestro patrón de consumo ligado a una temática concreta: libros, ropa, aparatos electrónicos… Ofrecen productos complementarios después de vaciar la ‘cesta de la compra’.

Lo cierto es que las compañías están examinando cuál es la mejor solución aplicada a su modelo de negocio, ya que, integrar la inteligencia artificial en la estrategia puede suponer un incremento de hasta un 38% de los beneficios para 2035, según un informe de Accenture.

Últimas noticias