Telefónica firma con sindicatos un plan de bajas para 4.500 empleados este mismo año

Telefónica firma con sindicatos un plan de bajas para 4.500 empleados este mismo año
Sede de Telefónica en Madrid.

Telefónica ha anunciado un Plan de Suspensión Individual de Empleo (PSI) para trabajadores de más de 53 años que afectará este mismo año a más de 4.500 empleados de la compañía en nuestro país.

Además, se ha firmado el convenio colectivo de la compañía para los próximos tres años y que incluye la posibilidad de establecer un día a la semana de teletrabajo.

El PSI, que es similar al de 2016, contempla, entre otras cuestiones, una retribución del 68 % del salario bruto y el abono de las cuotas de la Seguridad Social hasta la jubilación, mientras que el convenio incluye una subida del 1,5 % anual, entre otras mejoras.

Convenio

El convenio, que engloba a los trabajadores de Telefónica España, Telefónica Móviles España y Telefónica Soluciones de Informática y Comunicaciones, establece una revisión salarial de un 1,5% anual e incluye un plus anual de 300 euros en 2020 y 2021, de los cuales son consolidables 150 euros cada uno de los años.

En un comunicado, Telefónica afirma que este convenio proporciona «un marco de estabilidad» a los trabajadores de las tres compañías y remarca que la subida salarial del 4,5% en tres años garantiza «la mejora de las retribuciones» y da un paso más hacia la homogeneización de condiciones de los trabajadores de las tres empresas jurídicas.

Asimismo, el convenio establece como objetivo hacer efectivo el principio de igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres a través de un nuevo Plan de Igualdad que implica las mismas oportunidades de acceso a la formación, al empleo y a la promoción profesional.

El texto incluye una política para atraer nuevo talento y empleo joven mediante el programa de becas Talentum, entre otros, y, de esta manera, incorporar nuevos perfiles acordes con las nuevas necesidades profesionales.

En este contexto, la compañía se compromete a incorporar dos nuevos empleos por cada persona que se retire por jubilación forzosa, de los que al menos la mitad estarán destinados a personas menores de 35 años. Este talento provendrá tanto de formación universitaria como de Formación Profesional.

Plan de suspensión

Como anexo al Convenio Colectivo figura el «Plan de Suspensión Individual» que tiene el propósito de mejorar la adecuación de las plantillas y que permite a las personas que reúnan los requisitos, la suspensión de su relación laboral en las condiciones establecidas. Esta medida tendrá un coste previsto de 1.600 millones de euros, aunque registrará ahorros anuales de 220 millones desde 2021.

Con este Plan, voluntario, universal y no discriminatorio, similar al que se estableció en el anterior Convenio, podrán suspender su relación con la compañía aquellos trabajadores que cumplan 53 o más años en 2019 y tengan una antigüedad superior a 15 años en la empresa.

Quienes opten por acogerse a este plan percibirán un 68% del salario regulador hasta la edad de 65 años, mantendrán el seguro médico y la empresa abonará el Convenio Especial con la Seguridad Social. Según cálculos de UGT, podrán acogerse unos 4.200 trabajadores, los nacidos en 1966 (unas 2.200 personas) y los nacidos en años anteriores (unas 2.000 personas).

Formación

Por otro lado, Telefónica afirma que va a hacer un esfuerzo «muy relevante» en la aplicación de una política de formación para dotar a las personas de nuevas habilidades tecnológicas que les hagan ser más versátiles y les doten de una mayor capacidad de adaptación al actual entorno y a los nuevos perfiles necesarios en el futuro.

A este respecto, prevé que más de 6.000 personas participen en programas de reskilling y habrá programas abiertos para la mejora de sus habilidades dirigidos a todos los trabajadores de la compañía.

«Este convenio permitirá a Telefónica evolucionar hacia una compañía más digital, más flexible y más preparada para los desafíos futuros a través de la mejora de la empleabilidad, de los cambios de acoplamiento y de la conciliación de la vida personal y laboral, con la inclusión de medidas pioneras como la adaptación de la jornada, el derecho a la desconexión digital y la implantación de nuevas formas de trabajo como el flex-work«, asegura.

Según adelantaron los sindicatos durante las negociaciones, otras mejoras son el incremento de los vales comida hasta los 11 euros y la progresiva subida de la compensación del turno de tarde a lo largo de la vigencia del convenio. Además, se aumenta el tiempo en permisos retribuidos, se da la posibilidad de dividir un periodo de vacaciones de diez días en dos de cinco y se consolidan los días 24 y 31 de diciembre como no laborables.

Además, el nuevo convenio incorpora la garantía de empleo y de no movilidad geográfica, así como la promoción de la deslocalización de actividades y la recuperación de actividades de mayor valor, con el fin de asegurar la empleabilidad en las provincias en los casos que sea posible.

Lo último en Economía

Últimas noticias