CONFIESA PARA REDUCIR SU PENA DE CÁRCEL

El socio brasileño de FCC y Acciona sobornó a gobiernos de Latinoamérica para lograr obras

Odebretch
El empresario brasileño, Marcelo Odebretch.

El empresario brasileño Marcelo Odebrecht, condenado a casi 20 años de cárcel por corrupción, ha llegado a un acuerdo con las autoridades judiciales del país para reducir su pena a cambio de confesar la comisión de delitos que salpican a empresas españolas. Odebrecht es socio de Ferrovial, Acciona y Enagás, compañías con las que ha realizado obras públicas en Latinoamérica. El empresario admite haber pagado sobornos a cambio de la concesión de proyectos, entre otros al que fue presidente de Panamá, Ricardo Martinelli.

En Panamá, FCC participó en un 40% de la construcción de la primera línea de metro de la capital del país, una obra de 2.100 millones de dólares  cuya adjudicación fue obtenida, según la confesión de Odebretch, tras haber pagado mordidas directamente a Martinelli, tal como revela el periódico brasileño O Globo. Tras conocerse estos hechos, el resto de proyectos de infraestructuras a los que ha acudido con Odebretch con la empresa que hoy controla Carlos Slim están bajo sospecha.

FCC no es la única empresa salpicada por este escándalo. Acciona, la compañía de la familia Entrecanales, es socia también de Odebretch en la construcción de una línea de metro en Quito (Ecuador), un contrato que cuenta con financiación de instituciones públicas como el Banco Interamericano de Desarrollo, Banco Mundial, Banco Europeo de Inversiones y el Banco de Desarrollo de América Latina, según informa la web económica La Celosía. La confesión del empresario brasileño revela que los tentáculos de la red de sobornos llegan a Perú, donde la empresa española Enagás interviene en consorcio con Odebrecht para la construcción del Gasoducto del Sur.

Todas las empresas que han hecho negocios con Odebretch están a la espera de que se conozca la totalidad del contenido que ha ofrecido a la Fiscalía brasileña a cambio de una reducción de condena. Hasta ese momento todos los proyectos de infraestructuras realizados por el empresario están bajo sospecha.

Acciona inhabilitada en Perú y salpicada por su socio en ATLL

No es la primera vez que un socio de una empresa española es acusado de corrupción en Latinoamérica. El que fue consejero delegado del banco de inversión brasileño BTG Pactual, André Esteves, está implicado en el “caso Petrobras”. El directivo de la entidad financiera que acompañó a Acciona en el accionariado de la empresa de aguas catalana ATLL está acusado de sobornar testigos implicados en una trama corrupta de pago de comisiones a cambio de contratos públicos. BTG es la entidad que escogió el ex presidente de la Generalitat Artur Mas para acompañar a Acciona en la mayor privatización de la historia de Cataluña, la de ATLL.

Aunque más grave aún es la decisión del Gobierno de Perú de inhabilitar a la compañía de los Entrecanales durante 37 meses por falsificación de documentos, noticia que fue publicada en exclusiva por OKDIARIO. Acciona no puede participar en procesos de selección y contratación con el Estado. El Ministerio de Economía y Finanzas peruano acusa a la filial de la empresa española en el país andino de presentar documentación falsa en una de las licitaciones públicas a la que acudió en consorcio con la empresa Pinearq.

Últimas noticias