Motor

Los sindicatos de Seat piden una paga extraordinaria para premiar el esfuerzo durante la pandemia

Trabajadores de Seat denuncian ante la dirección el maltrato del directivo que admitió falsedad contable
Trabajadores de Seat

La crisis del coronavirus ha provocado un golpe sin precedentes al sector automovilístico español en 2020, que ha registrado un hundimiento de sus matriculaciones y una caída en picado de sus beneficios. No obstante, los sindicatos de Seat -CCOO y UGT- han solicitado mediante una nota al presidente de la compañía, Wayne Griffiths, una paga extraordinaria para premiar el esfuerzo durante el año de la pandemia, pese a estar algo más de dos meses sin actividad en Martorell por la declaración del estado de alarma el pasado mes de marzo.

Así lo han confirmado fuentes conocedoras de la situación a este diario que han asegurado que «tras la publicación de la cuenta de resultados de Seat en la que se recoge un resultado operativo de -418 millones de euros en 2020 hasta registrar la peor cifra del Grupo Volkswagen, los sindicatos CCOO y UGT solicitaron mediante una nota al presidente y vicepresidente de Recursos Humanos de la compañía, que a pesar de que con pérdidas no hay paga de beneficios tal y como establece el artículo 37 del 19 Convenio Colectivo, que accedan a negociar y abonar de forma extraordinaria una paga para compensar el esfuerzo colectivo que ha realizado la plantilla durante el año de la pandemia».

Por su parte, la compañía ha explicado en conversaciones con OKDIARIO que «según el convenio colectivo no correspondería ninguna paga por beneficios en 2020, porque no los hubo». No obstante, en la celebración del comité intercentros del pasado 31 de marzo, la representación de la empresa se comprometió a estudiar la propuesta y a reunirse con los sindicatos en las próximas semanas para abordar el asunto de la paga extraordinaria para compensar el esfuerzo colectivo que ha realizado la plantilla en Martorell.

Seat, inmersa en varios problemas judiciales por impagos a proveedores, cerró el ejercicio 2020 con unas pérdidas después de impuestos de 194 millones de euros debido al impacto de la pandemia del coronavirus, después de cinco años de beneficios y de registrar el mejor resultado de su historia en 2019, cuando consiguió 346 millones de beneficio.

Desplome de las ventas

El volumen mundial de ventas de Seat alcanzó 427.000 unidades el año pasado, un 25,6% menos que en 2019 (574.100 unidades), mientras que el resultado operativo anual fue de negativo por 418 millones de euros, frente a los 352 millones positivos de 2019. La firma indicó que el resultado operativo se vio además afectado negativamente por los gastos relacionados con las emisiones, que superaron los 260 millones de euros.

No obstante, la situación no parece mejorar con el arranque de 2021, ya que Seat es la gran marca comercial que menos se ha beneficiado del subidón de ventas de coches en el tercer mes del año respecto a marzo de 2020, cuando los concesionarios estuvieron medio mes cerrados. Según los datos facilitados por las asociaciones de fabricantes de coches (Anfac), y concesionarios (Faconauto), las ventas de vehículos en el último mes se han disparado un 128%, hasta 87.819 unidades, pero los de Seat apenas han crecido un 1,9%.

Ampliación del teletrabajo

En la reunión de intercentros del pasado 31 de marzo también se ha atendido otra de las peticiones de los sindicatos: prorrogar el teletrabajo como medida de contención sanitaria frente a la Covid-19 hasta el 30 de abril para todos los trabajadores que puedan desempeñar sus laborales en la factoría de Martorell desde casa. «Queremos recordar que el teletrabajo como medida de contención sanitaria por la Covid-19 está amparado por el actual estado de alarma que permite las restricciones de movilidad y que tiene vigencia hasta el próximo 9 de mayo pendiente de la evolución sanitaria», explican en conversaciones con este diario sindicatos de Seat.

Por eso, entienden que «se tendría que ampliar como mínimo hasta esa fecha pendiente de una posible ampliación en función de la evolución de la situación sanitaria, ya que actualmente el índice que mide el riesgo de rebrote no para de crecer desde mediados del mes de marzo».

Lo último en Economía

Últimas noticias