Subastas de CO2, IVA, Impuesto a la Generación Eléctrica...

Sánchez gana con la subida de la luz: ingresa más de 2.000 millones en impuestos de la factura

Sánchez gana con la subida de la luz: ingresa más de 2.000 millones en impuestos de la factura
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.

«La subida de la luz es coyuntural. No vamos a bajar el IVA de la electricidad porque Europa ya nos ha llamado la atención por el uso abusivo que hacemos del IVA reducido». Este es el mensaje que ha trasladado este martes la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, sobre la opinión del Ejecutivo sobre el extraordinario incremento del precio de la luz de los últimos días, marcando récords desconocidos en España por la borrasca ‘Filomena’ y la ola de frío.

En definitiva, Montero confirmó que el Ejecutivo no va a hacer nada para reducir la factura de la luz, pese a tener mecanismos para ello. La actitud contrasta primero con las críticas que Pedro Sánchez vertió sobre el anterior Ejecutivo del PP cuando la luz subió un 8%, en 2014. Y, segundo, con lo que el propio Sánchez hizo en septiembre de 2018, recién llegado al Gobierno tras la moción de censura de junio. En esa ocasión, como hizo con el barco de inmigrantes Aquarius, Sánchez decidió eliminar el impuesto a la generación eléctrica del 7% -implantado por el PP en 2012 para hacer frente a la grave crisis-.

La suspensión de ese impuesto duró seis meses. En abril volvió a implantarlo ante la pérdida de fondos para las arcas públicas. Según los informes de recaudación de la Agencia Tributaria, en 2019 las arcas públicas perdieron casi mil millones de euros -pese a que parte de la suspensión fue en 2018 se recaudaba todo en 2019-: 762 millones por este impuesto, y otros 138 millones porque el Gobierno también calificó como exentos los consumos de gas natural, gasóleo y fuelóleo utilizados en la producción de energía eléctrica.

¿Qué ha sucedido este año? En 2020, según los mismos informes de recaudación de Hacienda, el impacto de haber instaurado de nuevo ese impuesto ha significado que el Estado recaude 530 millones de euros más que el año pasado. Además, a mayor demanda y a mayor generación, más recaudación por esta tasa. Fondos que, como es lógico, el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias decide a qué destinarlos. Por lo tanto, Sánchez ha decidido en esta ocasión no proteger a los consumidores de la subida de la luz, como sí hizo recién llegado a Moncloa.

Se dispara el precio del CO2, crece la luz, sube la factura

El Gobierno gana también con el incremento del precio del CO2 en las subastas para comprar el excedente de dióxido de carbono por parte de las compañías para generar más electricidad. A la subida de la demanda por la ola de frío le sigue las mayores necesidades de generar electricidad para satisfacer esa demanda, principalmente a través de gas natural por la escasez de renovables en este momento, lo que obliga a las compañías a comprar más derechos de emisión de dióxido de carbono para poder generar luz.

Ese mercado de CO2 se ha disparado en los primeros días del año y roza los 34 euros por tonelada, frente a la media de 24,75 euros de 2020 y los 24,84 euros de 2019. El incremento sobre la media de 2020 supera el 35%. Esto significa, en primer lugar, que la factura de la luz se incremente en más de un 9% -cada 10% de subida del CO2 tiene un impacto del 3% en el recibo mensual-. Y, en segundo lugar, que el Gobierno se está frotando las manos porque recibirá más dinero por esas subastas.

El mercado de derechos de emisión de CO2 roza los 34 euros por tonelada, frente a la media de 24,75 euros de 2020, un 35% más: cada 10% de subida tiene un impacto del 3% en el recibo mensual, según los expertos

En efecto, por esas subastas el Gobierno se embolsó en 2018 algo más de 1.300 millones de euros -hay que restarle el 10% que va para la UE como gestor- y en 2019, algo por debajo de esos 1.300 millones, según los datos de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente. Hay que destacar que una parte importante de ese dinero el Gobierno lo destina al propio sistema eléctrico para reducir el llamado déficit de tarifa -la diferencia entre lo que cuesta generar luz y lo que se ingresa-, pero hay otra parte que es para lo que decida el Ejecutivo. En concreto, para este 2021, el Ejecutivo aprobó destinar un máximo de 1.000 millones de euros para el déficit de tarifa. El resto, la previsión era superar los 1.500 millones, a elección de Sánchez e Iglesias.

La correlación de hechos es clara: ola de frío, mayor demanda de electricidad, mayores necesidades de generación eléctrica, más ingresos por impuestos y por las subastas de dióxido de carbono… Y, al final de la cadena, al subir el precio de la luz, más ingresos por IVA para las arcas públicas. El IVA de la electricidad en España es del 21% y el Gobierno también se ha negado a bajarlo, culpando a Bruselas de ello, como señaló este martes la ministra Portavoz. En definitiva, entre todos los impuestos, el Gobierno se asegura más de 2.000 millones en ingresos de la factura que mensualmente pagan ciudadanos y empresas.

Lo último en Economía

Últimas noticias