Motor

La producción de Seat se ahoga en España: Martorell ya fabrica menos coches que en la crisis de 2008

Seat Martorell ya no es líder de producción en España: cae hasta el tercer puesto tras el acelerón de PSA
Seat Martorell ya no es líder de producción en España: cae hasta el tercer puesto tras el acelerón de PSA

La pandemia golpea la estabilidad de Martorell. La factoría del fabricante automovilístico del grupo Volkswagen en Barcelona, que ensambla modelos de Seat y Audi, registrará en el año 2020 niveles de producción más bajos que en la crisis financiera de 2008 -cuando la compañía despidió a más de 4.000 empleados temporales-.

Este escenario llega por los efectos negativos de la crisis del coronavirus, que obligó a la planta catalana a cerrar durante más de seis semanas, hasta robar la producción de casi 70.000 unidades en los meses de marzo y abril -meses en los que se alcanzó el pico de los contagios en España-.

Según los informes a los que ha tenido acceso este diario, la factoría de Martorell cerró 2008 con el ensamblaje de 400.000 vehículos -entre los meses de enero y diciembre- lo que se traduce en 50.000 unidades más, en comparación con las previsiones que ha realizado este martes la compañía del sector automovilístico para el 2020.

Fuentes conocedoras de los planes de la empresa para la planta explican a OKDIARIO que descartan que se produzcan despidos en los próximos meses

La planta retrocede, por lo tanto, a los niveles de la crisis financiera de 2008, un año en el que Seat suspendió los contratos de 4.500 trabajadores de forma eventual en su fábrica de Martorell por la caída de la producción derivada del hundimiento de la demanda.

Caída del 30% de la producción

En concreto, la pandemia ha lastrado los planes de ensamblaje de la compañía del grupo Volkswagen, que calcula que la factoría cerrará este año con un total de 350.000 unidades ensambladas en la planta de Barcelona, lo que se traduce en una caída del 30% de la producción en relación con el año anterior en el que alcanzó su cifra récord, al fabricar más de 500.000 vehículos.

Una reducción que se produce a pesar de que Seat ha alcanzado el mismo ritmo de producción que registraba antes del impacto de la crisis del coronavirus con el ensamblaje de 2.220 unidades diarias, tal y como avanzó este diario.

No obstante, la cancelación de las jornadas adicionales de los fines de semana y la reestructuración del calendario de producción con la incorporación de días de bolsa de trabajo ha provocado que la compañía no logró alcanzar los niveles productivos previos al impacto de la pandemia en el acumulado del año.

No obstante, fuentes conocedoras de la situación han explicado a OKDIARIO que descartan que se produzcan despidos en los próximos meses, a pesar de que la compañía del sector automovilístico contrató a 250 trabajadores indefinidos para la producción de las jornadas adicionales de los fines de semana -sábados por la mañana y domingos por la tarde-, que se han cancelado en noviembre por el ‘cerrojazo’ de los mercados europeos -lastrados por las restricciones derivadas de la segunda ola de la crisis del coronavirus que han adoptado los distintos gobiernos en Europa-.

Los efectos de las crisis del coronavirus no sólo se están viendo reflejados en la producción, sino también en las matriculaciones, que acumulan un desplome de casi el 40% hasta el mes de noviembre

Los efectos del covid-19 continuarán en 2021

No obstante, la planta de Seat en Martorell tampoco alcanzará los niveles previos a la crisis del coronavirus en el acumulado del año en 2021. El fabricante automovilístico prevé alcanzar los 483.000 vehículos ensamblados en 2021 -con el impulso de la nueva familia del León y el Cupra Formentor, dejando de lado los modelos de Audi que fabrica-, un nivel de producción que no conquista los 500.005 coches que ensambló la factoría en 2019.

Los efectos de las crisis del coronavirus no sólo se están viendo reflejados en la producción, sino también en las matriculaciones que acumulan un desplome de casi el 40% hasta el mes de noviembre, con 62.115 unidades comercializadas en lo acumulado del año, lejos de los 103.163 vehículos que se vendieron en el mismo periodo del año anterior. Es decir, que los resultados se han visto gravemente lastrados por el desplome de la demanda y el hundimiento de la confianza de los consumidores.

Este escenario también se ha repetido en Audi -otra de las firmas del grupo Volkswagen que se produce en la factoría catalana del Grupo Volkswagen-. Según los datos de matriculaciones de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), el fabricante automovilístico alemán ha registrado un hundimiento de sus ventas en el acumulado del año de casi un 30%, hasta registrar 33.527 unidades vendidas entre los meses de enero y noviembre, golpeadas por los efectos derivados de la crisis del coronavirus. un golpe que no sólo han registrado en España, sino también a nivel mundial.

Lo último en Economía

Últimas noticias