el impacto de la inflación

El precio de los coches se dispara hasta un 63%: Polo, Corsa y Sandero, los que más suben

pecio coches de ocasión
Concesionarios

El Opel Corsa, el Volkswagen Polo y el Dacia Sandero han sufrido un aumento de sus precios de hasta un 63% en los últimos cinco años. El aumento de los costes de las materias primas y el impacto de la crisis de los semiconductores ha provocado que el encarecimiento de los vehículos se intensifique a partir de 2021. Una tendencia que podría enquistarse y convertirse en un problema crónico para sector por el incremento de los costes de las materias primas.

En concreto, el precio del Opel Corsa se ha incrementado un 69% de los 10.130 euros que costaba en 2018 ahora ha pasado a costar 17.150 euros, hasta convertirse en el modelo que más ha visto incrementado su precio en los últimos cinco años, según un informe publicado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) al que ha tenido acceso este diario.

Seguido por el Volkswagen Polo que ha sufrido un incremento en su ticket final del 63,7% al pasar de 12.715 euros a 20.820 euros y el Dacia Sandero que ha registrado un aumento de su precio desde 2018 del 40% al pasar de 7.035 euros a 9.900 euros. De hecho, analizando los precios del modelo más vendido de las 15 marcas más importantes de España, tan sólo dos han mantenido sus precios por debajo del Índice de Precios al Consumo (IPC) general acumulado: el BMW X1 y el Mercedes GLC.

Un aumento de los precios, que de media se situó en el 35%, muy superior a la inflación general acumulada en este mismo periodo, que alcanzó el 12,8%. Entre sus causas, las penalizaciones de la Unión Europea a los fabricantes de automóviles por emisiones de CO2, la crisis de los semiconductores, la propia inflación de muchos de los materiales y productos empleados para la fabricación de coches.

Ante esta situación, la OCU recomienda a los conductores buscar modelos que estén en oferta o en stock y comparar precios: el ahorro puede alcanzar un 20% sobre el precio oficial. Otra opción es buscar vehículos eléctricos o con motor híbrido, que a medio plazo terminan saliendo más baratos.

Además, en estos casos las subidas de precio han sido menores: el híbrido no enchufable más barato, el Mazda 2 (18.220 euros), cuesta un 18% más que el modelo más barato de hace cinco años; el híbrido enchufable más barato ahora, el Renault Captur (30.160 euros), cuesta casi lo mismo que el modelo más económico de entonces; mientras que el eléctrico más barato, el Dacia Spring (17.905 euros), cuesta un 18% menos que el modelo eléctrico más barato de hace cinco años.

Lo último en Economía

Últimas noticias