Crisis industrial

Otro fracaso de Sánchez: el 80% de la industria de cogeneración renuncia al tope al gas por su ineficacia

Industria cogeneración
Precio de la luz
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Las medidas que ha puesto en marcha el Gobierno de Pedro Sánchez para mitigar los altos precios de la energía en el bolsillo de las empresas electrointensivas no están dando el resultado esperado. Tanto es así, que el 80% de las empresas de la industria de la cogeneración que se acogieron al tope al gas en el mes de octubre han renunciado a esta medida por su ineficacia para pasar a cobrar la retribución.

Así lo han confirmado fuentes de la patronal de Acogen, en conversaciones con este diario, que han señalado que «en la actualidad hay 125 empresas acogidas al sistema de topado del gas en el mes de noviembre con una producción de 1.060 megavatios, lo que se traduce en una reducción de un 80% en comparación con el mes de la entrada en vigor de la medida», añadiendo que «la caída de los precios de la electricidad en las cotizaciones internacionales y la reducción de la compensación a las empresas gasistas -que ha llegado a situarse en terreno negativo en el mes de noviembre- ha provocado que para la industria de la cogeneración sea más rentable cobrar la retribución pactada con el Ministerio de Transición Ecológica», concretan.

La cogeneración solicitó al Ejecutivo de Pedro Sánchez que incluyera al sector en el topado del precio al gas tras excluirlo con la entrada en vigor de esta medida en el mes de junio y provocar un agravio comparativo con la producción de electricidad a través de los ciclos combinados. Meses en lo que la industria llegó a perder hasta 500 millones de euros de facturación por la caída de la generación de energía por la paralización de la actividad derivada de los altos precios del gas en los mercados internacionales.

No obstante, el Ministerio de Teresa Ribera dio marcha atrás en su decisión e incluyó a este sector en el tope al gas en el mes de octubre, justo cuando el precio del gas comenzó a bajar y todas las empresas que se adhirieron a este mecanismo se vieron perjudicadas, ya que se pagó menos compensación que retribución. Motivo por el que cientos de empresas han rechazado utilizar esta medida.

Plantas de cogeneración paralizadas

Mientras, el sector sigue agonizando y decenas de plantas continúan cerradas ante la imposibilidad de producir energía por los altos precios del gas -pese a la caída que ha sufrido en el último mes- por los efectos derivados de la invasión rusa de Ucrania. Este es el caso de las plantas de tratamiento de purines -sector del porcino- y de alperujo -sector del olivar- que continúan a la espera de las ayudas que ha prometido el Gobierno para evitar una avalancha de concursos de acreedores antes de que acabe el año.

«La incertidumbre regulatoria, la intervención del mercado y los altos precios del gas han conducido a las plantas de tratamiento de purines de cerdo a una situación límite, con la mayoría de las instalaciones paradas, lo que supone la interrupción total del tratamiento de los purines de cerdos y de alperujo en el olivar», concluyen.

Lo último en Economía

Últimas noticias