Caso Bankia

La mano derecha de Rato irrita a Fiscalía al decir que "no pintaba nada" en Bankia

La mano derecha de Rato irrita a Fiscalía al decir que «no pintaba nada» en Bankia
Fernández Norniella, durante su interrogatorio en la Audiencia Nacional

José Manuel Fernández Norniella culpa al Banco de España, como ya hiciera Rodrigo Rato, de ser el responsable último en tanto que era el regulador. Norniella era consejero ejecutivo de la entidad bancaria y hombre de la extrema confianza de Rato

José Manuel Fernández Norniella ha negado en todo momento ninguna responsabilidad sobre las decisiones más complejas de la historia inicial de Bankia que acabaron con la entidad bancaria siendo intervenida y rescatada con 19.000 millones de euros. Norniella conoció a Rodrigo Rato en 1079 en Alianza Popular y fue durante varios años la mano derecha del ex vicepresidente del Gobierno en Bankia. Sin embargo, este lunes ha mostrado una realidad muy diferente ante las preguntas del fiscal Alejandro Luzón: ha negado conocimiento de decisiones clave como las pérdidas de Banco de Valencia o la propia firma del documento de salida a bolsa y ha señalado que "Banco de España tenía 11 inspectores introducidos en la organización lo que me dejaba a mi muy tranquilo".

Norniella ha dicho que según la ley, el regulador no es solo regulador sino que debe ejercer como sancionador y administrador, porque "no es alguien que pasaba por allí". Él sin embargo, tampoco pasaba por allí, sino que era "nada menos que el administrador" según ha dicho el fiscal del juicio a Bankia, Alejandro Luzón, quien por momentos se ha irritado ante las obstinadas respuestas de Norniella eximiéndose de cualquier responsabilidad.

Luzón ha puesto contra las cuerdas a Norniella, señalando los incumplimientos que realizó Bankia a la hora de responder a ciertos requerimientos del Banco de España previos a la salida a bolsa. Norniella ha dicho que "un consejero como yo no tenía por qué tener esos requerimientos puesto que eran enviados al presidente". Sin embargo, el fiscal no se ha mostrado muy conforme con sus argumentos puesto que el directivo era consejero ejecutivo, es decir con mando en plaza.

El fiscal se ha preguntado "¿por qué en las reuniones importantes estaba el presidente, el vicepresidente, el consejero delegado y usted, era por su especial relación con Rodrigo Rato?", a lo cual Norniella no ha respondido: "Los consejeros que estábamos allí no pintábamos nada".

Un juicio que se vuelve denso

Las fuentes de las acusaciones consultadas por OKDIARIO coinciden en señalar que serán los peritajes de importancia y las posibles declaraciones de Luis de Guindos las que supongan un punto de mayor relevancia en un juicio que por el momento avanza a trompicones, entre los distintos aplazamientos por la salud de la fiscal titular, que padece de un desprendimiento de retina, y la impenetrable estrategia de los acusados, que por el momento coinciden en señalar al Banco de España -algo ya conocido pues es muy difícil de explicar su no presencia en este juicio-.

Lo último en Economía