Escándalo en la SEPI

Lo que le faltaba a Duro Felguera: Rumanía le embarga 16 millones del rescate por otro proyecto fallido

Lo que le faltaba a Duro Felguera: Rumanía le embarga 16 millones del rescate por otro proyecto fallido
Duro Felguera.

A perro flaco todo son pulgas. Por si Duro Felguera no estuviera ya en una situación suficientemente desesperada, ahora, además, el Gobierno de Rumanía le ha ejecutado un aval de 16 millones de euros por los incumplimientos en la construcción de una central de ciclo combinado. Una ejecución que se añade a la de 55 millones en Argelia (paralizada en los juzgados) y los 120 millones que le debe la Venezuela de Maduro, y que se resta de los 40 millones que únicamente ha inyectado la SEPI de los 120 prometidos.

Fuentes conocedoras de la situación explican que Romgaz, la gasista propiedad en un 85% del Estado rumano, ha ejecutado 16 millones que la empresa asturiana había depositado como garantía de un proyecto en la localidad de Iermut ante el incumplimiento de sus compromisos pese a los sucesivos aplazamientos que se le habían concedido. Además de esta ejecución, Romgaz ha interpuesto una demanda contra Duro Felguera por el valor total del proyecto, 90 millones.

En su memoria de 2020, la compañía ya advertía de este riesgo: «S.N.G.N. ROMGAZ S.A. ha comunicado, el día 2 de abril de 2021, una «notice of termination» del proyecto «Construcción de un ciclo combinado de hasta 430 MW localizado en Iernut (Rumanía)”, que Duro Felguera está realizando en consorcio con S.C. Romelectro S.A., así como su intención de ejecutar las retenciones del Consorcio depositadas en el Tesoro de Rumanía como garantía de fiel cumplimiento, alegando, según su opinión, incumplimiento del plazo de ejecución del contrato, sobre el que previamente el Consorcio había solicitado el restablecimiento del equilibrio del contrato y la extensión del plazo contractual por la concurrencia de causas imprevisibles no atribuibles al contratista, como la pandemia, cambios legislativos, ampliaciones de alcance contractual e instrucciones emitidas por el Cliente, entre otros, que causaron gran impacto en la ejecución del contrato».

La SEPI pierde ya 16 millones a los tres meses

En dicho informe anual, Duro Felguera también reconoce que «un importe de 16 millones de euros se corresponde con el proyecto Iernut en Rumanía, que han sido depositados en garantía de ejecución de sus proyectos, como consecuencia de la falta de avales». Es decir, la garantía ejecutada corresponde a dinero de la propia Duro Felguera, ya que no fue capaz de conseguir un aval bancario para este proyecto.

Dada la situación de falta casi absoluta de liquidez de Duro Felguera, tendrá que reponer estos 16 millones de los 40 millones del rescate inyectado por la SEPI hasta al fecha. Dicho de otro modo, este auxilio con dinero público debe asumir una pérdida de 16 millones cuando sólo han transcurrido tres meses.

El lío de Argelia y el plante de los bancos

Como ha venido informando OKDIARIO, esta no es la única ejecución de garantías que afronta Duro Felguera por incumplir sus compromisos. En Argelia, la eléctrica pública Sonalgas ha ejecutado un aval por valor de 55 millones, aunque un juzgado de Oviedo ha paralizado el pago como medida cautelar. Quiere citar a declarar a la compañía argelina, pero ésta se ha negado a comparecer. En todo caso, «que no se haya pagado no implica que el aval no se haya ejecutado. Duro Felguera no continuará ni cobrará ese proyecto y en algún momento tendrá que hacer frente a esa cantidad», según una de las fuentes.

Y en medio de esta sucesión de catástrofes, los bancos acreedores se han plantado y no han concedido un plazo mayor para refinanciar la deuda de 85 millones que mantienen con la empresa ni para concederle otros 80 millones en avales que necesita para poder seguir contratando.

Las entidades se han negado a ser las únicas que cumplen su parte de los acuerdos, mientras la SEPI no ha puesto 80 de los 120 millones prometidos (los condiciona a la entrada de un socio industrial que ponga 10 millones y aporte carga de trabajo), la empresa no tiene ningún socio y ha advertido de que no va a cumplir su plan de negocio, y Fortress se ha echado atrás en una operación por la que iba a aportar un crédito de 40 millones respaldado por los litigios de la empresa.

Esta negativa obliga a volver a renegociar las condiciones para la salvación de Duro Felguera e incrementa notablemente las probabilidades de que acabe en concurso de acreedores y de que se pierdan los 40 millones de dinero público.

Lo último en Economía

Últimas noticias