Guerra del fútbol

Guerra del fútbol: Orange TV frena la captación de clientes este año pese a la renuncia de Vodafone

orange
Tienda de Orange (Foto: GETTY).

En el tercer trimestre del año, clave en las operadoras por el inicio de la Liga, ha ganado 46.000 clientes frente a los 52.000 de 2017 y 77.000 de 2016

Orange defiende sus cifras porque el mercado está maduro y porque el 70% de sus clientes de televisión tienen contratado el fútbol

La operadora francesa Orange ha reducido su ritmo de captación de clientes netos de televisión en el tercer trimestre del año pese a que Vodafone se retiró voluntariamente de la guerra del fútbol, principal reclamo para la televisión de pago en España. Esto apunta de nuevo a que Telefónica, que presenta resultados este miércoles, será el gran vencedor de la guerra del fútbol entre las operadoras, aunque queda la incógnita de si será capaz de rentabilizar la inversión que ha realizado -1.100 millones de euros al año-.

De acuerdo con los datos facilitados por Orange, en este tercer trimestre del año, sin que Vodafone ofertara la Champions League ni El Partidazo, la operadora francesa ha ganado 46.000 clientes netos de televisión, sumando un total de 685.000 abonados. Se trata de una cifra inferior a las 52.000 altas netas de 2017, de las 77.000 de 2016 y de las 78.000 de 2015. Generalmente el tercer trimestre es el momento de la gran batalla entre operadores porque es el inicio de la Liga de fútbol.

Estas cifras se dan cuando uno de sus dos rivales, Vodafone, decidió no pujar por el fútbol y basar su oferta este trimestre en series y agresivas ofertas para poder competir. Los datos de Vodafone estiman una caída para el tercer trimestre de unos 75.000 clientes. Por lo tanto, solo ha habido dos rivales con fútbol, Telefónica y Orange. A esto hay que añadir que los ingresos del tercer trimestre también han sido ligeramente inferiores a los del tercer trimestre de 2017: 1.371 millones frente a 1.340.

De hecho, la captación de nuevos clientes de televisión por parte de Orange en los tres primeros trimestres del año es la peor desde que cuentan con fútbol -agosto de 2015-. Desde enero ha ganado 59.000 clientes de televisión.

Orange: los datos son buenos

La realidad es bien distinta, argumenta Orange. La ralentización en la captación de altas netas de clientes de televisión se debe en primer lugar a la "madurez" de un mercado que cada vez convence a menos clientes nuevos. De ahí, explican fuentes de la operadora, la caída sostenida de altas netas nuevas desde 2016.

En segundo lugar, Orange defiende su apuesta por el fútbol porque ahora el 70% de sus clientes de televisión tiene contratado el fútbol, un porcentaje superior al de trimestres anteriores aunque no ha especificado a cuánto ascendía en años anteriores.

Además, en Orange recuerdan que no obligan a ningún cliente a abonarse a la televisión, algo que sí hace su rival, Telefónica -que aplica paquetes conjuntos obligatorios de fijo, móvil, internet y televisión de pago-, por lo que la captación de nuevos clientes en Orange puede resentirse en una comparación con la operadora que dirige José María Álvarez-Pallete.

Orange defiende por tanto su decisión de apostar por el fútbol, cifrando en un 20% el coste que asume de los derechos del fútbol-frente al 80% de Telefónica-, lo que supone más de 200 millones de euros. Para la operadora francesa la inversión es rentable teniendo en cuenta además que el tener el fútbol ha reducido al mínimo su ‘churn rate’, su fuga de clientes.

Temas

Lo último en Economía