Energía

Los españoles apenas se pasan del mercado eléctrico regulado al libre pese a la escalada de la luz

mercado libre regulado
mercado libre regulado

Ni la escalada del precio de la luz en el mercado regulado ni las ofertas de las eléctricas para que los clientes se pasen al mercado libre están teniendo un efecto apreciable en los consumidores. Según fuentes del sector, las cifras de migración de un sistema a otro han sido muy bajas, lo que se explica por el desconocimiento, el bono social, las limitaciones de las compañías para hacer ofertas a sus clientes y la percepción de que la situación actual es temporal.

Aunque las cifras oficiales no se harán públicas hasta dentro de unas semanas, las fuentes consultadas cifran este traspaso de forma preliminar en torno a un 4% de los 11 millones de clientes del mercado regulado entre agosto y noviembre de 2021. Ahora bien, advierten de que puede haber variaciones entre unas y otras compañías. Las cuatro principales comercializadoras del mercado eléctrico son Endesa, Naturgy, Iberdrola y EDP.

Esta escasa migración sorprende dada la escalada del precio de la luz en el mercado regulado, el famoso PVPC, que ha llegado a picos de 400 euros el megawatio/hora; y aunque ha bajado a niveles de 215 euros, sigue estando más de un 100% por encima del de la misma fecha de 2021, en plena tormenta Filomena. Además, todas las eléctricas han lanzado promociones que garantizan precios en torno a 60 euros el megawatio/hora durante un año.

El fenómeno se explica por varios factores, según las fuentes consultadas. El primero es el desconocimiento de los propios clientes. Según la CNMC, el 60% de los españoles no sabe si está en el mercado libre o en el regulado, y el 22% ni siquiera es consciente de la potencia que tiene contratada en su hogar.

En segundo lugar, hay que tener en cuenta que los casi 600.000 beneficiarios del bono social tienen que estar obligatoriamente en el mercado regulado, por lo que no pueden cambiarse sin perder los beneficios de que disfrutan (básicamente, una rebaja del 25% en su tarifa).

Las eléctricas no pueden hacer ofertas a sus clientes

En tercer lugar, la regulación del mercado eléctrico incluye una norma muy extraña, que prohíbe a las eléctricas hacer ofertas del mercado libre a sus clientes de mercado regulado. Pueden contactar con los clientes de la competencia, pero no con los suyos propios; tienen que ser ellos los que pidan el cambio motu proprio. Y eso limita mucho las migraciones potenciales.

Por último, las fuentes señalan que la mayoría de los consumidores considera que los altos precios actuales de la luz son un fenómeno excepcional y que tendrá una duración limitada, por lo que después volveremos a una situación más acorde con lo que era normal hasta el año pasado (por debajo de 40 euros el megawatio/hora).

Como estos clientes pagaban menos históricamente en el mercado regulado que en el libre, no quieren cambiarse porque creen que a medio plazo acabarán pagando menos que los 60 euros que ofrecen casi todas las compañías en la actualidad. Como sostiene una de las fuentes, «había que haberse cambiado al mercado libre hace meses con los precios que se ofrecían entonces». Pero entonces nadie adivinaba hasta dónde iba a llegar el PVPC.

Lo último en Economía

Últimas noticias