En el primer trimestre

España destruye 285.000 empleos y genera 121.000 nuevos parados sin contar con los ERTE

El paro sube en 121.000 personas hasta marzo, su peor dato desde 2013. (Vídeo: Europa Press)

121.000 parados más entre enero y marzo y 285.000 empleos destruidos. La crisis del coronavirus ha asestado un duro mazazo en el mercado laboral español a pesar de que el estado de alarma se decretó el 14 de marzo, por lo que la Encuesta de Población Activa del primer trimestre de 2020 sólo recogería 17 días de la que, según todos los pronósticos, será la crisis más severa que afrontará la economía española desde la Guerra Civil.

España ha destruido 285.000 puestos de trabajo en el primer trimestre del año en comparación con el trimestre anterior, por encima de las previsiones que auguraban los analistas. El número de ocupados se ha situado en 19.681.300. Son los peores datos registrados en las estadísticas desde 2013, cuando España aún estaba en el ojo del huracán de la crisis de la deuda que hizo tambalear a Europa.

Mientras tanto, la tasa de paro se ha disparado hasta el 14,41%, lo que supone 63 centésimas más que en el trimestre anterior. En el último año esta tasa ha descendido en 29 centésimas.Por su parte, el paro ha aumentado en 121.000 personas.

El propio INE admite que «es probable que muchos trabajadores que hayan perdido su empleo se hayan clasificado como inactivos (su número ha crecido en 257.500 este trimestre) debido a que no han podido cumplir con las condiciones de búsqueda de trabajo que la definición de paro de la EPA determina para que sean considerados parados».

En definitiva, el paro ha subido en 121.000 personas entre enero y marzo. El número total de parados se sitúa finalmente en 3.313.000. En términos relativos, la variación trimestral del desempleo es del 3,79%.

La Encuesta de Población Activa que publica el INE, que es el informe clave para analizar la evolución del mercado laboral español, aunque en esta ocasión los datos no reflejan completamente el impacto de la crisis en el mercado laboral. Habrá que esperar a los del segundo trimestre.

Aunque los datos son ya de por sí preocupantes lo serían aún más si reflejaran la realidad, ya que la estadística no computa por ejemplo los parados temporales afectados por un ERTE, que son en toda regla desempleados porque están cobrando un subsidio público. Sin embargo, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ya se apresuró a decir cuando explicó los datos de paro registrado de marzo que los afectados por un ERTE «no son parados».

Según un informe de la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) que se publicó la semana pasado la tasa de paro ya se situaría en el primer trimestre en el 17,2% si se contabilizaran los afectados por un ERTE.

Pero lo peor está aún por llegar. Los expertos calculan que el paro seguirá escalando con fuerza en el segundo trimestre, un periodo en el que podrían rozar o incluso superar el 20% entre abril y junio sin contar los ERTE y en el que rebasaría el 34% en el caso de que los despedidos temporales sí que figuraran en las listas oficiales de desempleo, según las estimaciones de Funcas.

Los detalles de las cifras de la EPA

El paro subió en 121.000 personas en el primer trimestre del año, lo que supone un 3,8% más que en el trimestre anterior, y la ocupación disminuyó en 285.600 puestos de trabajo (-1,4%).

Al finalizar marzo, el número total de parados se situó en 3.313.000 y el número de ocupados, en 19.681.300 personas.

Aunque la ocupación bajó en 285.600 personas en el primer trimestre, la cifra no incluye a los afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs) de suspensión de contrato, ya que la metodología EPA los considera ocupados mientras dicha suspensión sea inferior a tres meses. Estadística cifra en 562.900 los afectados por paro parcial por razones técnicas o económicas o ERTE.

Concretamente, la tasa de paro se incrementó en seis décimas en el primer trimestre, hasta el 14,41%. La tasa de desempleo no subía tanto en un trimestre desde hace siete años. Por su parte, la tasa de actividad bajó cinco décimas entre enero y marzo, hasta el 58,18%, tras reducirse el número de activos en 164.600 personas entre enero y marzo (-0,7%).

La subida del desempleo registrada en el primer trimestre es la más elevada para este periodo desde el año 2013, cuando el desempleo subió en más de 257.200 personas. En los primeros trimestres de 2016, 2017, 2018 y 2019 se registraron incrementos del desempleo de 11.900, 17.200, 29.400 y 49.900 personas, respectivamente, mientras que en 2014 y 2015 hubo descensos de 2.300 y 13.100 parados.

El recorte de puestos de trabajo registrado entre enero y marzo también es el peor dato desde el primer trimestre desde 2013, cuando desaparecieron más de 309.200 empleos.

Lo último en Economía

Últimas noticias