un 10,9% más en plena crisis

Enagás elevará 480.000 euros el salario de su consejo para dar entrada a Blanco, Montilla y un afín a Podemos

José Montilla
El ex presidente de la Generalitat, José Montilla

Un 11%, 480.000 euros. En plena crisis del coronavirus y con previsiones de caídas de sueldos generalizada. Es el coste que tendrá para Enagás, controlada por el Estado, aumentar el número de consejeros de la firma de 13 a 16 para dar entrada al ex ministro socialista de Fomento, José Blanco, y al de Industria y ex presidente de la Generalitat, José Montilla, ambos durante los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero. Además, se suma al consejo de Enagás Cristóbal Gallego, afín a Podemos, que ha anunciado ya que donará parte de su sueldo.

Cada uno de ellos cobrará alrededor de 160.000 euros cuando se incorporen a la compañía, a partir de la próxima Junta de Accionistas de finales de junio. Es el sueldo que cobraron entre la parte fija, la variable y las asistencias a las reuniones del Consejo de la gasista en 2019. Según el informe de Gobierno Corporativo de la entidad del año pasado, estos sueldos se mantienen para el periodo 2019-2021.

De esta forma, en plena crisis, la firma de la que el Estado -a través de la SEPI- tiene un 5% del capital y recibe dividendos, incrementará el salario del consejo un 11%: de 4,41 millones de euros en 2019 hasta los 4,89 millones en los próximos años.

En el consejo de Enagás ya están presentes otros políticos, como Isabel Tocino, ex ministra de Medio Ambiente con el PP, Ana Palacio, ex ministra de Exteriores, o Antonio Hernández Mancha, ex presidente del PP. Amancio Ortega, fundador de Inditex, es accionista de la firma al comprar un 5% en diciembre pasado por 280 millones de euros.

Afín a Podemos, contrario al gas

Junto a los dos ex ministros del PSOE de Zapatero, se unirá al consejo de Enagás Cristóbal Gallego, un experto radical del sector afín a Podemos que estuvo entre los 14 expertos de la ‘Comisión de Expertos sobre escenarios de transición energética’ puesta en marcha por el ex presidente Mariano Rajoy en 2018 para que elaboraran un informe sobre el Plan de Transición Energética del PP. El informe ha quedado finalmente en papel mojado. Gallego estuvo presente en esa comisión por parte de Podemos.

Lo curioso del nombramiento de Gallego, y la aceptación del cargo por su parte, es que es contrario al gas natural. Gallego forma parte del Observatorio Crítico con la Energía, una asociación que firmó junto a Podemos en julio de 2018 el manifiesto de la red ‘GAS no es la solución’.

En ese manifiesto se criticaba a Enagás, Naturgy y Repsol de ser los responsables de «la fuerte campaña de promoción del gas que en los últimos tiempos se observa desde distintas instancias económicas y políticas». Una energía que, según denunciaba este manifiesto, es un combustible fósil, un combustible que, como el petróleo o el carbón, produce gases de efecto invernadero.

«El gas debe jugar un papel secundario y decreciente en la transición energética hacia un 100% renovable; no puede convertirse en el pilar central de la misma», dice el manifiesto. «Las grandes empresas y lobbies que promocionan el modelo gasístico son contrarias a una transición energética democrática y participada activamente por la ciudadanía», insiste el texto.

Gallego ha hecho público un escrito en el que confirma que acepta el cargo de consejero de Enagás y enumera dos contradicciones. La primera, su pertenencia al Observatorio Crítico de la Energía, que resolverá dándose de baja del mismo en cuanto su nombramiento sea aceptado en la Junta. Y segundo, su sueldo. En este caso ha señalado que donará la parte necesaria para que su sueldo como profesor siga siendo su principal fuente de ingresos.

Iglesias ataca a Báñez

La confirmación del nombramiento de los ex ministros socialistas y del profesor afín a Podemos se ha producido justo el día en el que Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno, ha criticado las puertas giratorias en el Congreso. En concreto, las del PP.

Durante su rifirrafe este miércoles con la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, Iglesias ha calificado de «vergüenza» que la ex ministra de Trabajo del PP, Fátima Báñez, se haya incorporado a la Fundación CEOE para coordinar a las empresas que están haciendo donaciones por el coronavirus.

Iglesias, además de obviar el dato de que Báñez no va a cobrar ni un euro, ha callado sobre las puertas giratorias del PSOE, su socio en el Gobierno, que recientemente ha situado a la ex ministra Beatriz Corredor como presidenta de Red Eléctrica y a los ex ministros Blanco y Montilla como consejeros de Enagás. Tampoco nada del nombramiento de su afín Gallego como consejero también de Enagás.

Lo último en Economía

Últimas noticias