DIA

DIA pone un pie en el abismo: vale en Bolsa menos que su deuda a corto plazo

DIA
Mikhail Fridman quiere lanzar una OPA a DIA.
Comentar

La compañía controlada por el millonario ruso Mikhail Fridman capitaliza en Bolsa menos que los pagos que tiene que afrontar de forma inmediata

Este jueves ha perdido otro 9,3% y ha cerrado por debajo de los 55 céntimos por título

Urge una ampliación de capital para evitar la quiebra por 400 millones de euros, según cálculos de los analistas

Supermercados DIA ha puesto pie y medio ya en el abismo. La sombra de la quiebra revolotea por la compañía controlada en un 29,9% por el millonario ruso Mikhail Fridman, que necesita urgentemente una ampliación de capital de alrededor de 400 millones para hacer frente a sus pagos inmediatos a bancos y acreedores, según cálculos de analistas. Este jueves ha superado otro hito: su valor bursátil es inferior ya tanto a la deuda a corto plazo que tiene que afrontar, 350 millones de euros, como a la propia ampliación de capital que está obligada a realizar.

Este jueves la empresa de distribución ha perdido otro 9,3% en Bolsa en una jornada marcada por el incremento de las tensiones entre China y Estados Unidos tras la detención en Canada por orden de Washington de una directiva de la operadora china Huawei, hija del fundador de la ‘teleco’. Pero, además, DIA se ha visto afectada por su próxima salida del Ibex 35, este próximo lunes, cuando se reúne el Comité Asesor del selectivo español.

A cierre de este jueves la compañía vale en Bolsa 335 millones de euros, cifra inferior ya a su deuda a corto plazo, unos 350 millones, y a la cantidad necesaria en una ya imprescindible ampliación de capital, unos 400 millones -las posibles desinversiones de Clarel y Maxi Dia, en caso de hacerse, no son suficientes-. Esto supone que cuando se realice la ampliación, los accionistas minoritarios que no acudan perderán más de la mitad de su inversión.

La situación apunta a que será aún peor en los próximos días. El lunes se reúne el Comité Asesor del Ibex 35 y, salvo sorpresa, determinará que Supermercados DIA abandone el selectivo español a finales de año. Esto va a marcar otra nueva caída en el mercado de sus títulos, que ya están a un paso de perder los 50 céntimos -cerró este jueves en 0,53 euros-.

La consecuencia de esto sería que la ampliación de capital le saldrá más barata al ruso Fridman. La operación, que hay que aprobar en Junta de Accionistas y convocarse con un mes de antelación, podría permitir al magnate controlar la compañía por menos dinero que a través de una OPA. “Pero el problema no es solo ese. Es que la compañía está casi en quiebra y hay que hacer una inyección de capital mínimo de 400 millones de manera inmediata solo para cerrar agujeros”, explica un analista. “Luego está el negocio del día a día, que está en pérdidas, con el desastre de Argentina y Brasil -donde tiene un tercio de su negocio- por el cambio de la divisa”, insiste.

Bonos

Y si los accionistas no confían en una recuperación de DIA, tampoco los bonistas, que suelen ser inversores más cualificados y con más información sobre la empresa. La cotización de sus emisiones de bonos se ha vuelto a hundir en las últimas horas.

La emisión que vence en 2023, que paga un cupón del 0,875%, cotizaba este jueves por la tarde a 50,35 euros, es decir, que para un inversor que compró 1.000 euros en bonos ahora solo podría obtener 503 euros. Ha cedido un 5% en la última semana y un 45% en los tres últimos meses.

Su otra emisión de bonos, que vence en 2001 y se paga a un 1%, cotizaba este jueves a 57,18. La pérdida es superior al 7% en una semana y al 41% en tres meses.

Últimas noticias