Empresas

El FROB adelantó la venta del Popular una semana: el objetivo era rescatarlo el sábado 10 de junio

FROB
El presidente del FROB, Jaime Ponce. (Foto: EFE)
0 Comentar

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) adelantó la operación de rescate de Banco Popular a la madrugada del miércoles 7 de junio aunque su intención inicial era comunicar la resolución de la entidad financiera y su venta a un gran banco del Ibex–35 el fin de semana del sábado 10 de junio.

Según han confirmado fuentes cercanas a este organismo dependiente del Ministerio de Economía todo se precipitó por la huida masiva de depositantes, ya que el martes 6 de junio el Banco Popular se quedó sin liquidez a primera hora de la tarde.

Las autoridades europeas comunicaron al FROB el sábado 3 de junio que el Banco Central Europeo (BCE) había tomado la decisión de activar el mecanismo de resolución, es decir, de intervenir el Popular con la nueva normativa de rescate bancario. En ese momento el organismo español inició una ronda de contactos con las principales entidades financieras para que realizaran una oferta que permitiera evitar la liquidación del Popular.

Cuando los técnicos del FROB hablaron con los responsables de los bancos candidatos a rescatar al Popular, les dieron de plazo hasta el jueves 8 de junio para que presentaran sus ofertas, de forma que el viernes 9 el organismo dependiente del Ministerio de Economía pudiera ya saber cuál era la propuesta ganadora.

El plan era esperar al cierre de mercado bursátil del viernes y completar la venta del Popular para comunicarlo a la opinión pública el sábado. De esta forma habría un plazo razonable para que los clientes de la entidad financiera digirieran la noticia y pudieran ir el lunes a sus oficinas con la tranquilidad de que sus depósitos estaban a salvo.

Las fuentes consultadas indican a OKDIARIO que BBVA manifestó el sábado 3 de junio su intención de realizar una oferta, lo que explicaría la razón de que se haya hablado de la existencia de una supuesta propuesta por parte de la entidad que preside Francisco González, aunque portavoces oficiales del banco lo desmientan.

La realidad es que fue la noche del martes 6 de junio cuando BBVA se retiró de la puja, dejando el camino libre al Santander. No obstante, el banco que preside Ana Botín no dio su visto bueno hasta bien pasada la madrugada, haciendo sudar a los técnicos del FROB que llegaron a plantearse la posibilidad de la liquidación.

Estos hechos explican que Botín dijera en rueda de prensa el miércoles 7 de junio que Santander había adquirido Popular “como resultado de un proceso competitivo de venta organizado en el marco de un esquema de resolución adoptado” por la Junta Única de Resolución europea y ejecutado por el FROB. En realidad esta subasta se produjo, ya que BBVA pretendía agotar el plazo inicial dado por el organismo que dirige Jaime Ponce y presentar su oferta el jueves 8. “Como todo se precipitó BBVA decidió no realizar una oferta y sobre las nueve de la noche del martes se lo comunicó al FROB”, explican las fuentes consultadas.

El objetivo del FROB era, por tanto, realizar una intervención modelo tal como indican los manuales de rescate bancario: en fin de semana para limitar los efectos adversos de la intervención y permitir que el banco afectado pueda abrir sus puertas el lunes para atender a sus clientes. Es lo que se conoce en el argot financiero como el “resolution weekend”. Está tan extendida esta práctica que en los contratos de los miembros directivos de los organismos supervisores del ámbito financiero (entre ellos los del BCE) se incluyen cláusulas que obligan a estos altos ejecutivos a estar disponibles siempre en fin de semana por si hay que intervenir una entidad o iniciar el proceso de resolución.

La explicación oficial del adelanto de la operación de rescate de Popular es que la entidad se quedó sin liquidez tras haber acudido a la línea de emergencia del BCE (ELA, por sus siglas en inglés), ante la imposibilidad de conseguir dinero en la ventanilla del banco central por la vía tradicional, es decir, solicitando dinero a cambio de una serie de garantías (colateral) para cubrir la huida masiva de depósitos.

El rápido deterioro de la entidad precipitó todo y obligó a actuar en una noche”, dijo el pasado lunes el ministro de Economía, Luis De Guindos, tras señalar que fue la dirección del Popular quien comunicó a las tres de la tarde que se había quedado sin liquidez. Fue entonces cuando el BCE ordenó a la Junta Única de Resolución y al FROB ejecutar un plan de resolución en el que ya trabajaban desde hacía semanas y cuya consecución estaba prevista para tres días después.

Últimas noticias

Lo más vendido