Empresas

LA MEJOR POSICIONADA PARA SUSTITUIRLA ES PWC

Deloitte dejará de auditar a Abengoa tras la quiebra y posterior rescate de la compañía

Deloitte dejará de auditar a Abengoa tras la quiebra y posterior rescate de la compañía
Edificio de Deloitte (Foto: EFE)
0 Comentar

La firma de servicios profesionales Deloitte dejará de auditar a Abengoa y la mejor posicionada para sustituirla es PwC. Así lo han confirmado fuentes del sector a OKDIARIO, que esperan que la decisión se haga publica en las próximas semanas previo acuerdo del consejo de administración de Abengoa.

Deloitte ha sido una de las grandes protagonistas del escándalo generado en el sector empresarial español con el proceso de preconcurso de acreedores y posterior rescate de Abengoa por parte de la banca acreedora y los bonistas.

La firma que preside en España Fernando Ruiz ha sido la encargada de revisar y aprobar las cuentas de la compañía sevillana en los cuatro últimos años, sin advertir de la existencia de los problemas contables que han generado un desequilibrio patrimonial en la compañía que ha estado a punto de hacerla desaparecer.

Aunque desde Deloitte siempre se ha defendido el trabajo de la auditoría de Abengoa realizado por el equipo del socio Manuel Arranz descartando cualquier tipo de irregularidad, lo cierto es que la actuación de la firma está bajo sospecha, tanto en el ámbito nacional como en el internacional.

La actuación de Deloitte provocó una investigación del organismo que supervisa el mercado bursátil de Estados Unidos, la SEC, que ha analizado la auditoría de Abengoa y que desplazó incluso un equipo de trabajo a la sede sevillana que tiene la energética en Palmas Altas. Hasta el momento este organismo no ha comunicado el resultado de sus pesquisas.

La Plataforma de Perjudicados de Abengoa presentó el pasado octubre  una denuncia ante el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) en contra de Deloitte por no haber advertido de la situación de la empresa en sus informes de auditoría.

El escrito denuncia que la firma de auditoría concluyó en sus informes de 2012, 2013 y 2014 que Abengoa se encontraba en condiciones de continuar con sus operaciones “con normalidad”. La firma no fue capaz de “detectar los graves desajustes que presentaban los balances a tiempo para salvar las pérdidas a las que se ha arrastrado a sus inversores”.

La plataforma llama la atención especialmente sobre el importe de obra pendiente de certificar por parte de la filial de ingeniería Abeinsa, que se duplicó en 2014 y alcanzó los 1.217 millones de euros, frente a 532 millones un año antes. Este volumen equivalía a cerca de una tercera parte de la actividad de la empresa y se anotó en el apartado de “existencias”, lo que contribuyó a inflar el resultado final del ejercicio.

El abogado de la citada asociación de accionistas, Felipe Izquierdo, ha avanzado a OKDIARIO que confía en que tarde o temprano los responsables de Deloitte se sienten en el banquillo para asumir su responsabilidad por la ocultación del agujero contable de la empresa sevillana. En los próximos meses la plataforma ampliará su querella para que la firma sea imputada en la Audiencia Nacional.

En su denuncia al ICAC, la plataforma recuerda que ni Deloitte ni el socio Arranz advirtieron de los problemas de viabilidad del grupo hasta el 13 de noviembre de 2015, apenas “cinco minutos antes” de la presentación de los resultados de los primeros meses del año y el inicio del preconcurso de acreedores.

“A mayor abundancia obviaron incluir en su informe (…) que Abengoa se encontraba en suspensión de pagos teórica al menos desde 2014“, razón por la que disponía de un fondo de maniobra negativo de 1,5 y 2,4 millones en 2014 y 2015, respectivamente.

La Plataforma califica de “curioso” que los auditores sólo pusieran de manifiesto la existencia de dudas con relación al futuro de la empresa justo durante la comunicación de los estados intermedios y no en la presentación de las cuentas anuales.

Últimas noticias

Lo más vendido