El mercado del arte tras el Covid

El CEO de Ansorena: «Saldrá más y mejor obra al mercado y será un buen momento para comprar»

El Covid-19 ha paralizado el país. Muchos planes empresariales programados para los meses de primavera han quedado en el aire y otros muchos han tenido que ser readaptados a las nuevas circunstancias. El pasado 30 de marzo la sala de subastas de Ansorena, en plena calle Alcalá de Madrid, tendría que haber estado llena de clientes interesados en pujar por las piezas de sus lotes; sin embargo, con el mundo entero sumido en la peor crisis sanitaria de este siglo, esta casa casi bicentenaria decidió posponer a mediados de mayo la subasta, aunque trabajando de una forma absolutamente distinta.

«Veíamos que no era el momento», explica a OKDIARIO Jaime Mato Ansorena, CEO de la casa de subastas y joyería Ansorena. No obstante, detalla, «decidimos que seguiríamos trabajando y funcionando para hacer la subasta el 20, 21 y 22 de mayo. En plena pandemia».

Eso sí, el virus no ahuyentó a los clientes o coleccionistas interesados en las pinturas, joyas o muebles de los más de 1.000 lotes de la pasada subasta. «Nos sorprendió muy favorablemente, pero también es cierto que la única diferencia, además de las circunstancias, era que no había nadie en la sala porque no era presencial, pero se seguían haciendo ofertas por escrito, por teléfono y por la plataforma de subasta online, que tienen una cifra razonable de la venta total. Resultó francamente muy bien, básicamente con el mismo volumen de venta que la misma subasta del mismo mes que en 2019», aclara Mato Ansorena.

La subasta de mayo estuvo marcada por las pujas telefónicas y online

Además de la ausencia de público en la sala, otra de las diferencias del pasado mayo es que los clientes y coleccionistas no podían ir a la exposición a ver las piezas in situ. «En este sentido», explica orgulloso el CEO, «debo decir que tenemos un equipo dentro de Ansorena de expertos y gestores de venta fantásticos que hizo una labor comercial, de asesoramiento personal y de información de las distintas obras que ha dado confianza a los clientes».

En estos días, según detallan, el modus operandi a la hora de asesorar y ayudar a los clientes ha sido algo más intenso que en un escenario sin pandemia. «Durante la subasta se enviaron fotografías por delante y por detrás delas obras, se brindo toda la información y se hicieron muchas llamadas por teléfono para las pujas», comenta.

Esta tendencia en el mercado del arte lleva varios años en boga, pero no cabe duda de que la presencia de la pandemia, el riesgo de contagio y las medidas de distanciamiento social han acelerado la implantación de un modelo mixto donde convivirán a largo plazo las pujas presenciales, telefónicas y online.

En este aspecto, explica Mato Ansorena, «la venta y subasta online es algo que ya estábamos haciendo, la diferencia, quizá, está en el número de personas presentes en la sala. Obviamente, en la de mayo no había nadie, pero desde hace varios años los clientes que pujan en persona a mano alzada es mucho menor. Si antes venían entre 200 y 300 personas, ahora vendrán como mucho 100».

Subasta de junio: un María Blanchard con un precio de salida de 190.000 euros

El próximo 23 de junio, con el estado de alarma finalizado, Ansorena celebrará una nueva subasta de tres días donde se podrán adquirir pinturas de la cubista María Blanchard con un precio de salida de 190.000 euros, un Jan Brueghel ‘El Viejo’ con precio de salida de 80.000 euros y varias obras de Óscar Domínguez, entre otras.

«La sensación que tenemos es que va a ser muy exitosa porque hemos visto muchos clientes que se han interesado por algunas piezas, han pedido que le llamemos el día de la subasta o están inscritos de manera online. No creo que venga mucha gente porque hay restricción de movimiento entre provincias y de coleccionistas extranjeros, que son una parte importante de nuestros clientes», destaca. «No obstante, les seguiremos dando todo tipo de información. Ansorena es una empresa reconocida, seria y saben que la info que les vamos a dar sobre cualquier pieza que se vaya a subastar es totalmente fidedigna», concluye.

También hay entre la subasta de joyas una pieza muy especial hecha por la casa de joyería que Celestino Ansorena, antepasado de Mato Ansorena, para la reina Victoria Eugenia –esposa de Alfonso XIII– con un precio de salida de 3.000 euros. «Se trata de un lazo hecho con diamantes, zafiros y rubíes que tiene las iniciales de la reina y fueron un regaló para sus damas de honor. Ahora ha llegado de nuevo hasta nosotros, de modo que, si no sube mucho de precio, es probable que nos la quedemos porque tiene un gran significado sentimental para nosotros», asegura el CEO.

«Por experiencias anteriores, los precios de obras interesantes se mantendrán»

Con respecto al futuro de la economía nacional –se prevé que la caída del PIB español sea del 15% en 2020 y no se recupere más del 5% en 2021, según datos del Banco de España– y el crecimiento del mercado del arte, a tenor de las palabras de Mato Ansorena, es probable que sigan caminos divergentes.

«Los indicadores económicos no son muy buenos y, además, parecen que en España tendrán un poco más de incidencia, pero en el mercado del arte habrá seguramente más oferta por motivos obvios o motivos ‘X’ y saldrá más obra al mercado». En este sentido, señala, «para Ansorena, en el fondo, esto es positivo porque vamos a tener mayor y mejor oferta. Es muy importante elevar la calidad de la oferta que hagamos que es el lugar donde nosotros debemos posicionarnos cada vez más». Por otro lado, y a pesar del complicado escenario, Mato Ansorena cree que los comprados y los grandes coleccionistas «están deseosos de ver obras y joyas interesantes para poder adquirirlas».

En cuanto a los precios, en un contexto de previsible crisis económica, no parece que vayan a evolucionar a la baja, sino más bien todo lo contrario, al menos en las piezas más cotizadas y con más renombre. «Por experiencias anteriores, te diría que no. Si la obra es interesante, obviamente, los precios se van a seguir manteniendo y, es más, lo mismo hasta se crea más competencia entre los grandes nombres. Creo, además, que será un buen momento para adquirir obra interesante que de otro modo no saldría al mercado», explica el directivo. «Es quizá en la obra media donde haya menos demanda y haya que adecuar los precios», aclara.

«Es importante que el Gobierno facilite mucho más la contratación»

No obstante, cree Mato Ansorena, que es fundamental para el sector del mercado del arte que el cliente, tanto nacional como internacional, tenga libertad de movimiento con el fin de incentivar las ventas, aunque se le brinde toda la información por teléfono, correo electrónico o imágenes de alta resolución.

En cuanto a la economía, Mato Ansorena cree que en España «hay grandes empresarios y grandes empresas que tienen ganas de sacar el país adelante. Todos estamos muy proactivos». Es el momento, argumenta, de dedicarse en alma al trabajo: «Echar horas y horas, tener también mucha imaginación y seguir haciendo cambios para llegar a los clientes».

Por otra parte, cree el CEO de Ansorena, «es importante que el Gobierno facilite mucho más la contratación. Creo que es muy interesante que los costes de empresa se puedan reducir para que podamos potenciar más la empresa, el trabajo y la contratación».

Lo último en Economía

Últimas noticias