Caso Bankia

Celma entregó un “papel” con su opinión sobre las cuentas de 2011 en abril “por el bien” de Bankia

Celma entregó un “papel” con su opinión sobre las cuentas de 2011 en abril “por el bien” de Bankia
Francisco Celma, auditor de Deloitte

El socio auditor de Deloitte Francisco Celma ha afirmado que entregó al entonces presidente de Bankia Rodrigo Rato y a su interventor general, Sergio Durá, un "papel" con su opinión sobre las cuentas correspondientes al ejercicio 2011

Así lo ha señalado en la que ha sido su cuarta sesión compareciendo en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia que se celebra en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid), donde ha reiterado de forma insistente que este “papel” no se trataba de un borrador, tal y como sí declaró Rato, debido a que no lo llegó a firmar en ningún momento.

El acusado ha añadido además que lo entregó mediante un mensajero y sin contrastar con el resto del equipo de Deloitte, “pensando que la documentación pendiente y la inyección de 7.000 millones de euros que Rato prometía que tenía asegurada llegaría” y porque había sido a raíz de una conversación “privada”. “Lo empecé el día 18 por la noche y lo terminé el 19 por la mañana”, ha apostillado.

“Le dije a Rato que me tenía que dar algún documento relevante que dijera que ese capital llegaría para yo poder preparar ese papel que me pedía, ya fuera por parte del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) o del Banco de España. Pensé que se materializaría”, ha remarcado.

“Rato me hizo una serie de hipótesis y con mis respuestas yo pensaba que estaba ayudando”

Celma ha proseguido este martes respondiendo a las defensas del resto de acusados, que han cuestionado por qué eligió ese formato a la hora de entregar dicho documento. “Es el que mentalmente pensé que luego me valdría, para adelantar trabajo. Por eso elegí ese formato, que no era un borrador”, ha subrayado.

“Tuve esa conversación con Rato, me hizo una serie de hipótesis y pensé que estaba ayudando”, ha precisado, al tiempo que ha añadido que “no sabe” por qué el expresidente de Bankia quería ese “papel” ni qué intenciones tendría. “Pensé que a lo mejor podía ayudar”, ha señalado.

“Lo que digo es que lo hice por el bien de la entidad y de sus accionistas. El presidente me llama y me dice que hay unas circunstancias que se van a producir. Le preparo un papel que respondía a la conversación”, ha relatado Celma ante la sección cuarta de la sala de lo penal.

Respecto al formato de envío del “papel”, Celma ha admitido que “normalmente no se remite mediante correo postal, pero que lo hizo así debido a las “circunstancias especiales” en las que se encontraba. En este sentido, ha evitado contestar sobre si existía alguna intencionalidad, ya que las defensas han insistido en que podría haberse enviado así, y no por mail como era habitual, para que no quedara reflejado su contenido. “No voy a hacer ningún juicio de valor”, ha apuntado.

“No he falsificado cuentas”

Celma está acusado de colaborador necesario con el consejo de administración de BFA para falsificar las cuentas del año 2010 de la matriz y colaborar en el engaño a inversores en la salida a Bolsa de Bankia.

“Yo no me he juntado en mi vida con nadie para falsificar. Tampoco tenía capacidad para sugerir que las cuentas tuvieran un sentido u otro”, ha reprochado el exauditor externo de Bankia después de que una de las defensas le preguntara si se llegó a concertar con miembros de la cúpula de la entidad para llevar a cabo esta supuesta trama.

“Vuelvo a insistir en lo que he venido contando estos días. Las cuentas de BFA de 2010 están bien, por eso emití una opinión de auditoría favorable”, ha aseverado Celma, explicando que este no fue el caso de las de 2011 cerradas en marzo de 2012, “Los 300 millones de beneficio que señalaban las formuladas no tenían un soporte contable que lo validara. Ahí fue cuando precisé más información”, ha explicado.

Estas cuentas fueron finalmente formuladas y aprobadas por el consejo de administración en marzo de 2012, sin ningún informe de auditoría, y enviadas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). “No es normal que no habiendo entregado el informe, el consejo formule las cuentas”, ha criticado.

Últimas noticias