impuestos

Aumentan un 35% los españoles que se marchan a Andorra por la presión fiscal de Sánchez

Los españoles han aumentado su interés por mudarse a Andorra desde las últimas elecciones nacionales

Andorra
Plaza de la Rotonda en Andorra, que alberga la escultura "Nobleza de los tiempos" de Salvador Dalí.
Benjamín Santamaría
  • Benjamín Santamaría
  • Economista, analista, conferenciante y máster de educación. Redactor de economía en OKDIARIO y autor de "La economía a través del tiempo" en el IJM

La huída de españoles a Andorra ha experimentado un notable incremento desde que Pedro Sánchez asumió su primer mandato, motivados por la búsqueda de mejores condiciones económicas y fiscales. Según datos oficiales del país pirenaico, desde 2019 la población española residente en Andorra ha aumentado en un 35%. De hecho, según explicó Josep García, asesor de empresas en Andorra y representante de Advantia a OKDIARIO, la mitad de los interesados en trasladarse al Principado son de origen español.

Es más, desde el 2019, los españoles en Andorra han aumentado, mientras los portugueses han disminuido. En concreto, el principado posee un 39% menos de residentes cuyo origen es Portugal desde el mismo año.

La incertidumbre generada desde la última investidura de Sánchez ha empujado a los españoles a mudarse a Andorra. «Con el no cambio de Gobierno», es decir, cuando se revalidó al Ejecutivo del PSOE, «empezó a haber repunte de inversión extranjera española en Andorra», desvela García.

«Ha habido un incremento de peticiones españolas (para residir en el principado)», pese a que el país vecino había incrementado el depósito mínimo para establecerse allí hasta los 50.000 euros. «Fue un poco de bajón el tema del depósito de 50.000 y ahora les da igual», asegura el asesor. Es decir, la revalidación de Sánchez ha provocado que numerosos españoles busquen exiliarse y que les importen menos las consecuencias de hacerlo.

«Ha habido un incremento de peticiones españolas para residir en Andorra desde la revalidación del Gobierno el año pasado»

Más españoles en Andorra

En definitiva, el principal motivo del éxodo al país vecino es el fiscal. «La mayoría de las causas son fiscales. La factura fiscal en Andorra es mucho más liviana que los actuales porcentajes que tiene España. Normalmente, llegan al país muchos freelance que trabajan como autónomos. Su IRPF se dispara cuando su cifra de negocio crece y cuando los porcentajes pasan de diferentes tramos y se disparan», explica el asesor.

Cuando los españoles comienzan a sufrir la alta carga impositiva que impone el Gobierno, empiezan a valorar como alternativa trasladarse a otro país. La inversión extranjera en Andorra se abrió para diversificar la economía del país, que estaba muy enfocada a la banca y el turismo», afirma García.

El Gobierno del microestado «intenta atraer empresas tecnológicas». Para ello, «se ha creado el caldo de cultivo», lo que ha conseguido llamar la atención de «muchas empresas que se dedican al marketing online o los youtubers que son muy famosos en España», según el experto.

Sin embargo, el impacto de estos creadores de contenido audiovisual no tienen un gran impacto en la economía andorrana: «hay unos 50». Los que más influyen son «los freelance, los ingenieros informáticos que trabajan desde casa para empresas americanas…». En estos casos, estos trabajadores tenían que pagar «el 45% en España y en Andorra les cuesta el 10%».

andorra, fiscalidad, españa, españoles
Andorra es el microestado más grande de Europa.

Las consecuencias de la alta demanda extranjera en el principado comienza a tener sus efectos sobre los habitantes del país. «Está afectando incluso al día a día de la gente», confiesa García. «Los alquileres están muy caros. Hay poca oferta en el mercado de alquiler». El precio del arrendamiento se ve especialmente afectado por la alta capacidad adquisitiva de aquellos que se trasladan a la nación pirenaica.

En concreto, los que se mudan a Andorra poseen un «alto poder adquisitivo, y eso ha hecho que los precios del alquiler o de los pisos de unos 100 metros cuadrados hayan pasado de costar unos 800 euros en la capital hace siete años a unos 2.000 euros», afirma el profesional.

Las personas con considerable capacidad económica «pueden pagar esos precios» dado que «en ciudades grandes de España y capitales europeas son normales para ellos, incluso baratos». Sin embargo, los andorranos consideran «son unos incrementos importantes». Para remediarlo, «el Gobierno está trabajando en ajustar la oferta y la demanda en el mercado inmobiliario».

En 2012, Andorra liberalizó la inversión extranjera. Por ello, existen empresas como la de García, quienes se dedican a dar servicios para aquellos que llegan al país y a guiarlos en su entrada. Estas mercantiles ayudan a montar una empresa en el principado, a realizar todos los trámites necesarios, a obtener la residencia, a llevar las cuentas de la sociedad o a realizar asesoría fiscal y laboral. Es importante tener en cuenta que estas consultorías deben de tener en cuenta las obligaciones de Andorra y, a su vez, del país de origen del inversor.

Lo último en Economía

Últimas noticias