Marcó ante el Alavés y completó un gran partido

Vinicius se gana un sitio en el Camp Nou

Alineación oficial del Real Madrid
Vinicius celebra su gol ante el Alavés en el Bernabéu (AFP).

Vinicius vuelve a completar una gran actuación contra el Alavés y se gana su puesto en el once en el Camp Nou. El brasileño será titular junto a Benzema en el tridente ofensivo madridista, en el que la duda será si Bale les acompañará.

Será titular en el Camp Nou o a menos se lo ha ganado. Vinicius Junior se confirma como titular en el tridente ofensivo del Real Madrid y todo apunta a que partirá de inicio en la ida de semifinales de Copa del Rey ante el Barcelona. Frente al Alavés volvió a confirmarse como uno de los principales bastiones del ataque del conjunto blanco, siendo un constante puñal por la banda izquierda y haciendo su segundo gol en Liga.

En los últimos encuentros se había revelado como la gran esperanza blanca. Su descaro, desborde, verticalidad y capacidad de asociarse con todo aquel que pase por su zona le han convertido en un indiscutible para Solari. El nivel mostrado desde que el técnico le dio confianza le había hecho ganarse un puesto dentro del once, favorecido por la ausencia de Bale por lesión.

La recuperación del galés daba pie a pensar que sus días como titular podían estar contados, pero nada más lejos de la realidad. Con el británico recuperado, Vinicius compartió ataque con él y con Benzema. La BBV se presentaba por primera vez esta temporada y el brasileño -como acostumbra- tampoco se asustó. De nada importó tener a dos de los jugadores que se presupone que deben ser los líderes del equipo.

Bale volvía a ser titular tras romperse después de su hat-trick en el Mundial de Clubes y tras de reaparecer con gol ante el Espanyol en la jornada anterior. Benzema llegaba en su mejor momento de forma desde que llegó hace diez campañas al Bernabéu y siguió demostrando que está de dulce. Dos circunstancias que no impidieron que Vinicius volviera a destacar.

El brasileño sigue poniendo la samba al ataque del conjunto blanco y volvió a demostrar que, cada vez que toca el balón, sucede algo. El jugador se consagró además con un gol en la segunda mitad que sentenció el encuentro ante el Alavés. Cogió el balón en el mediocampo, realizó un gran cambio de orientación y llegó para rematar el balón puesto por Asensio.

Se quitaba así una de sus grandes espinas: la de marcar. Porque Vinicius, pese a tener un gran peso en la ofensiva madridista, parecía gafado de cara a puerta. Con su tanto termina de confirmar lo que se empezaba a sospechar y es que debe ser de la partida en el próximo Clásico.

Últimas noticias