El galés marcó en su vuelta

Gareth Bale está de vuelta

Gareth Bale
Bale volvió ante el Espanyol y lo hizo con gol.

El Real Madrid recupera a Bale, que vuelve en un gran estado de forma. El jugador del conjunto madridista regresó y lo hizo marcando. Demuestra así que no ha perdido el olfato goleador que tenía antes de caer lesionado.

Gareth Bale volvió más de un mes después de su enésima lesión en el sóleo y  lo hizo por todo lo alto. Fue tocar el balón y marcar. En su primera intervención, el galés se aprovechó de un balón que recibió de espaldas, se giró y fusiló a Diego López. Llevaba apenas dos minutos en el terreno de juego cuando sentenció el partido para el conjunto blanco. Así, demuestra que no ha perdido su olfato goleador durante este tiempo y que puede asumir el rol de líder del ataque del Real Madrid.

El futbolista del Real Madrid venía en un estado de forma espectacular hasta que se lesionó con el comienzo del nuevo año. Tras hacer un hat-trick en el Mundial de Clubes y llevar al conjunto madridista a pelear por el primer título de la temporada, el galés cayó lesionado, justo en el momento en el que se mostraba en un gran momento.

Tras estar un mes recuperándose, ha regresado a lo grande, demostrando que puede ser ese jugador fundamental que se espera que sea en el tramo final del curso. Pero para ello las lesiones deberán respetarle, algo que no ha pasado hasta ahora.

La lesión de Bale dio la oportunidad a Vinicius, que se ha confirmado como la sensación del curso para los blancos. La irrupción del brasileño ha provocado que se cuestione incluso la titularidad de Bale a su vuelta. Sin embargo, se ha encargado de cerrar el debate nada más reaparecer frente al Espanyol. Su titularidad no se negocia.

El Real Madrid necesita de uno de los mejores jugadores de su plantilla para lo que le viene. Con las semifinales de Copa -si se clasifica- y el retorno de la Champions a la vuelta de la esquina, Bale se prepara para echarse al equipo a la espalda y asumir un papel que por el momento ha cogido Benzema,  en lo que será el intento madridista por hacerse con la cuarta Copa de Europa consecutiva.

El conjunto madridista agradecerá su presencia siempre y cuando sea en un estado similar o superior al de su vuelta. Y es que, los blancos saben cuentan con uno de los jugadores más desequilibrantes del mundo, un jugador que puede marcar la diferencia con suma facilidad, como demostró frente al Espanyol. Pero para ello, deberá estar sano. Algo que con Bale nunca es seguro.

Últimas noticias