Escándalo en las elecciones a la presidencia de la AFE

Las triquiñuelas de Aganzo dejan a los delegados de AFE con un problema con la Justicia

Las múltiples grabaciones de jugadores a los empleados del sindicato prueban presuntos delitos de injurias y calumnias

Aganzo utiliza a los delegados de AFE para hacer campaña en su favor, quebrantando su obligación de neutralidad

aganzo
El presidente de la AFE, David Aganzo, está en una encrucijada.

A David Aganzo, candidato a presidente de la AFE, parece que no le va a llegar con todas las irregularidades que está cometiendo desde el inicio del proceso electoral para mantener el cargo. El dirigente sindicato de futbolistas utiliza a los empleados de AFE para hacer campaña en favor suya valiéndose incluso del presidente de la Junta Gestora, Jorge Azkoitia, para trasladar su mensaje.

Esta circunstancia ha llamado mucho la atención en diversos vestuarios de la geografía española. Como empleados de AFE, con deber de neutralidad, no solo se han manifestado a favor de Aganzo sino que lo han hecho con una sorprendente vehemencia. Los delegados de AFE repartidos por toda España se dedican a repartir material –con el dinero del sindicato– a los afiliados en nombre de Aganzo para conseguir el voto y a desacreditar a todos aquellos afines a un cambio y que ven necesario un nuevo de rumbo de forma urgente en AFE.

La candidatura de Toquero ha sido permanentemente difamada con falacias y falsas acusaciones por parte de los delegados de AFE en las últimas semanas. Algunos de ellos, llegaron a reconocer en privado que lo hacen «obligados y amenazados» por Aganzo si quieren mantener su puesto de trabajo después de las elecciones.

Las descalificaciones han sido recogidas en múltiples grabaciones de los jugadores, que observan cómo la candidatura oficialista utiliza el aparato de AFE para desacreditar sin rubor a la alternativa y a todos los que le acompañan. Los audios, que ya se encuentran bajo estudio en un importante despacho de abogados antes de pasar a disposición judicial, disparan contra jugadores, entrenadores, clubes, presidentes e instituciones. Algunas de ellas comprometen seriamente a conocidos delegados como Dani Fragoso, Cifu, Sanjulián y un largo etcétera.

Un chantaje psicológico

La gravedad de las acusaciones afecta y mucho a los agentes e integrantes del fútbol español pudiendo ser constitutivas de delito por injurias y calumnias. Son especialmente espectaculares los audios de Daniel Fragoso, delegado de AFE en Andalucía, del que hay recogidas varias grabaciones que se encuadran en poder de OKDIARIO y en las que se puede escuchar como insulta y difama con un insólita agresividad a candidatos de la candidatura de Toquero, como son Jesule y Armindo.

También tira por tierra el programa electoral de #[email protected] y por último exige el voto aludiendo a su propio puesto de trabajo, lo que comporta un chantaje emocional vergonzoso ante los afiliados de muchos vestuarios que ya están cansados de estas prácticas.

Uno de los jugadores con derecho a voto ha asegurado este medio que «me da asco que el día que me traen las zapatillas, me suelten un sermón vergonzoso y rajen de gente como Armindo o Jesule, a los que todos los futbolistas respetamos». Uno de los presuntos autores de la grabación reflexiona en voz alta «se han cavado su propia tumba, están perdidos y lo saben. Aganzo es historia como presidente de AFE».

La falta de ética y de respeto a la norma ha dejado en una situación muy delicada frente la Justicia a unos delegados que, alentados por Aganzo, no han medido las consecuencias de sus actos. Por obedecer a su hasta ahora jefe han pasado de incumplir la norma a enfrentarse a consecuencias en el ámbito penal.

Lo último en Deportes

Últimas noticias