El candidato va haciendo regalos por los vestuarios

La última irregularidad de Aganzo: botas a cambio de votos en las elecciones de AFE

AGANZO
David Aganzo está teniendo un comportamiento reprochable en las elecciones a la AFE.

David Aganzo ha enloquecido. El candidato a la presidencia de la Asociación de Futbolistas Españoles está atentando contra las normas más elementales de integridad y ética y ahora se propone obtener votos de futbolistas a cambio de un soborno en forma de regalo. La irrupción en la carrera electoral de Gaizka Toquero ha puesto de los nervios a un presidente que hará todo lo necesario para aferrarse a su sillón.

Comenzado el proceso electoral, David Aganzo ha reunido en un descampado a varios delegados del sindicato, como se puede ver en las fotos a las que ha tenido acceso OKDIARIO, para hacerles entrega de un regalo. No se trata de un guión de una película de Tarantino rodada en Las Vegas, esto ha ocurrido en mitad de las elecciones de AFE.

Aganzo
Aganzo descarga una caja con botas del maletero de su coche.

El que fuera futbolista del Real Madrid se ha presentado este miércoles en un BMW X6, en un parking anexo al campo de fútbol donde entrenan y juegan los futbolistas del Calahorra. Varios jugadores presenciaron atónitos el traspaso de botas que hacia el candidato Aganzo a unos delegados de AFE que en horas de trabajo deberían dedicarse a solucionar los problemas de los afiliados, y en lugar de ello están trabajando para favorecer la candidatura de David Aganzo.

Aganzo pretende hacer coincidir la entrega de botas (con b), con la llegada de los votos (con v), para convencer a modo de mercadillo a los futbolistas más pobres del fútbol español. De los 12.000 futbolistas que están llamados al voto, la gran mayoría de ellos lo hará por correo y ese proceso es clave. De ahí que Aganzo haga coincidir los días de entrega de botas a los jugadores con los días dedicados al voto por correo.

El revuelo que se ha formado es tan grande que, esta jugada falta de toda conducta moral, ha generado el efecto contrario al pretendido por el hasta ahora presidente del sindicato de futbolistas. Este movimiento se realizará en más vestuarios como el del Tudelano y otros clubes del norte de España, donde la figura de Toquero ha irrumpido con tanta fuerza que Aganzo teme perder por goleada. Quizás esta maniobra, sea el último clavo ardiendo al que Aganzo quiere agarrarse y se intentará realizar en más vestuarios por toda la geografía española.

OKDIARIO ha podido hablar con diversos futbolistas afiliados de AFE que pertenecen a la Segunda División B y Tercera División del fútbol español y ha podido corroborar su indignación por este tipo de prácticas, precisamente en un momento electoral. «Seremos modestos, pero tenemos dignidad. A mí no se me compra con unas botas de fútbol, yo ya he decidido dar mi voto para que haya un cambio en AFE», expuso a este periódico uno de los futbolistas a los que Aganzo intentó sobornar.

Además en el sector femenino las cosas pintan aún peor para el mandatario de la AFE. «Nos han dejado tiradas, han metido a las futbolistas jóvenes en la lista de compensación y han firmado un convenio con condiciones económicas y laborales ridículas… Después de todo esto Aganzo pretende convencerme con unas botas. Es lamentable», explica una jugadora de Primera División Femenina.

Los delegados deben ser neutros

Ha levantado ampollas que los delegados que están a sueldo en la AFE se hayan prestado a esta artimaña, aunque claro, se entiende algo si tenemos en cuenta que llevan trabajando poco tiempo en el sindicato, que son amigos del presidente y que para ser contratados el sindicato tuvo que despedir a más de 20 personas en una maniobra reprochable.

Hasta la fecha del despido, estos trabajadores habían hecho gala de su neutralidad y rendimiento en favor de futbolistas de toda España –otro día hablaremos del alto coste económico que supuso prescindir de tantos empleados por las tremendas indemnizaciones al ser despedidos ilegalmente– y así tener las manos libres para contratar a otros delegados nuevos, un movimiento que provocó que el coste salarial subiera de 2,5 millones a más de cuatro millones.

Parece que algunos de estos delegados están dispuestos a tragar con lo que le ordene el otrora presidente y devolver el favor que hizo su amigo David, incluso vulnerando el deber de neutralidad en un proceso electoral.

Aganzo, un lobo de copia y pega

Los afiliados han recibido con agrado la irrupción de una alternativa neutral como Toquero. El programa #AfeUnidos ha plasmado en un programa electoral varias de las reivindicaciones actuales, lo que evidencia quien está cerca de los vestuarios. Algunas de ellas consisten en: subir el fondo de pensiones, añadir pensiones para jugadores modestos, dotar a futbolistas de más material deportivo, cuidar al retirado con un departamento propio, no limitar las becas de estudio, mejoras a nivel médico y laboral…

En contraposición, en el escueto programa de Aganzo las ideas brillan por su ausencia y, lo peor de todo es que ha intentado copiar alguna de las propuestas de su contrincante con posterioridad a emitirse los dos programas, lo que le ha dejado retratado.

La pregunta que todo el mundo se hace es si Aganzo va a irse de rositas de todo esto. Jurídicamente el candidato vuelve a jugar con fuego, además de que este movimiento desesperado confirma lo que es ya un secreto a voces: Aganzo está de salida. ¿Podrán comprarse voluntades por un par de botas? La respuesta el 9 de abril, día en el que conoceremos el nuevo presidente de AFE. La apuesta en los vestuarios del fútbol español por el cambio en AFE es cada vez más firme.

Lo último en Deportes

Últimas noticias