Tarde redonda para el Atlético: remontada y gol 100 de Torres

fernando-torres
Torres celebra su gol 100 con el Atlético. (Reuters)

El Atlético sobrevivió a las bajas y consiguió una importante victoria ante el Eibar por 3-1. Giménez, Saúl y Torres, que anotó su gol 100 le dieron la vuelta al partido tras el gol inicial de Keko. Un triunfo vital y muy necesario tras la dolorosa derrota del pasado fin de semana en el Camp Nou. Y es que entre lesionados y sancionados los rojiblancos contaban con hasta siete bajas. Simeone tuvo que innovar en la defensa. Apostó por Saúl en el eje de la zaga junto a Giménez.

Comenzaron muy bien el encuentro, con un Correa trepidante que llevó loca a la defensa rival. El argentino revolucionó el inicio del choque e incluso pudo hacer el 1-0. También Griezmann se quedó muy cerca de lograrlo. Poco pudo hacer el Eibar que se vio superado por el Atlético en todo momento. Pero logró marcharse al descanso con la portería a cero.

Ya en la segunda mitad los de Mendilibar se encontraron con un regalo inesperado, que Keko aprovechó para poner el 0-1. Error de Saúl, que siendo el último hombre, pisa el balón, se lo deja atrás y Sergi Enrich se la pasa a Keko para que el ex rojiblanco adelantara a su equipo. Fuerte varapalo para un Atlético que estaba siendo muy superior. Pero los de Simeone se levantaron y atacaron en tromba la portería de Riesgo. Hasta tres córners consecutivos sacaron hasta que Giménez hizo el 1-1, tras un saque de esquina. A la tercera fue la vencida.

A partir de ahí el Atleti se lo empezó a creer y el Eibar se hundió. De nuevo a la salida de un córner le dieron la vuelta al partido. Saúl cabeceó el centro para hacer el 2-1 y se quitó la espina por el fallo en el tanto del Eibar. Con la entrada de Óliver Torres el equipo mejoró notablemente. El canterano firmó uno de sus mejores partidos de la temporada. Cuando todo parecía visto para sentencia apareció la pierna de Torres para marcar su gol 100 con el Atlético y poner el definitivo 3-1.

Y llegó el gol 100

Fernando Torres regresó a la convocatoria tras varios partidos ausente por lesión. Lo hacía en el momento más importante, cuando Simeone más le necesitaba, debido a las numerosas bajas. El Niño no pasaba por su mejor momento, necesitaba marcar. Estaba a uno de su gol número 100 con la elástica del Atlético de Madrid. Y lo consiguió.

Entró al campo en el minuto 76 sustituyendo a Carrasco. Poco antes el Vicente Calderón había coreado su nombre. Era su día. Tenía que serlo. Y él lo sabía. No anotaba desde el choque de ida en Liga frente al Eibar. Llevaba una vuelta entera sin ver portería. Nada más ingresar, Torres tuvo alguna ocasión para perforar la portería de Riesgo, pero el guardameta estuvo atento y lo evitó. Con el paso de los minutos se acercaba cada vez más a la portería rival. El gol estaba al caer.

En el minuto 91, cuando todo apuntaba a que se quedaría sin premio, Vietto le puso un pase desde la izquierda y, dentro del área pequeña, Torres se lanzó al suelo para empujar ese balón. Al fin. Su gol 100 con el Atlético ya está aquí. Mucho ha tenido que esperar. Pero cinco meses después lo ha logrado. Pase lo que pase en verano El Niño ya se puede ir tranquilo. Ha roto su sequía y ha anotado 100 dianas con su club, el que le vio crecer como futbolista. Ya se puede retirar tranquilo.

Lo último en Deportes

Últimas noticias