Pasó por encima del portugués (6-2, 6-2, 6-2)

Nadal aplasta a Sousa y ya está en cuartos de Wimbledon

Nadal
Nadal celebra la victoria. (Getty)

Nadal se clasificó para los cuartos de final de Wimbledon después de vencer al portugués Joao Sousa en un partido prácticamente perfecto y en el que no dio opción a su rival, que cayó en tres sets.

Rafael Nadal ya está en los cuartos de final de Wimbledon. Inaugurando la jornada de la pista central en el Manic Monday, el tenista español se manejó como si el encuentro se disputara sobre la arcilla de Roland Garros con un juego digno de mención. Joao Sousa, rival de Rafa, pasó simplemente desapercibido por la exhibición de un jugador por encima de todo en el ambiente londinense. Nadal culminó uno de los mejores partidos de su carrera en el All England Club con un 6-2, 6-2, 6-2 que deja al español como el líder en sensaciones entre los grandes candidatos a hacerse con el torneo.

A pesar de su brillante triunfo en tercera ronda ante Marin Cilic, Sousa no parecía un rival propicio para dañar el juego de Nadal sobre hierba. Con un rendimiento sostenido tanto en tierra batida como en dura, las virtudes del luso no incluyen un servicio sobresaliente u otro golpe diferencial, por lo que Rafa tendría ritmo y posibilidades de ganar en cada juego ante su vecino portugués. Todo lo que no fuera una victoria plácida de Nadal, resultaría una sorpresa.

Cumpliendo con los pronósticos, la salida a pista de Nadal vino acompañada de una inspiración suficiente para abrir una brecha considerable con un 2-0, multiplicado hasta los cuatro juegos consecutivos en un abrir y cerrar de ojos. El manacorense dominaba cada intercambio con una derecha perfectamente enfocada y sólo la relajación lógica para administrar la ventaja permitió a Sousa sumar un par de juegos antes de que Rafa cerrara el set en un punto que resumía a la perfección lo sucedido en la media hora de duración del set inicial. Joao sacó e intentó tomar la iniciativa con dos golpes notables anulados de un plumazo por un golpe sublime del doble campeón de Wimbledon.

El recital de Nadal continuaría en el segundo set, iniciado como un calco del primero al romper el saque de Sousa de inicio y cerrado con un resultado idéntico de 6-2 que no escondía la superioridad manifiesta de Rafael sobre su contrincante. Cada acelerón en el ritmo del manacorense no recibía respuesta desde el otro lado. No lo habían podido remediar Kyrgios ni Tsonga, mucho más especialistas que un Joao Sousa que veía como un nuevo revés cruzado le dejaba a un set del abismo.

Sousa era la viva imagen de la desesperación. Su nivel había subido, pero en casi en cada punto igualado, Rafa acababa sacándose un as de la manga para decantar la balanza de su lado. El público de Wimbledon acabó por rendirse ante Nadal, alabanzas incluidas, tras una maniobra extraordinaria del manacorense, que cruzó la pelota en un escorzo sin mirar de auténtico malabarista. Sin duda, el punto de un encuentro que se acercaba peligrosamente a un punto y final que llegaría culminando un resultado vacilón que confirma la candidatura de Nadal a su tercer Wimbledon.

Lo último en Deportes