Florentino siempre prefirió a Zidane

Mourinho siempre fue el plan B: las razones por las que el Madrid le descartó

Mourinho siempre fue el plan B: las razones por las que el Madrid le descartó
Zinedine Zidane y José Mourinho.

Las exigencias que reclamaba Mourinho, su carácter, los frentes de guerra que dejó abiertos y los fracasos en el Chelsea y United no convencían a Florentino Pérez

Zinedine Zidane ya es de nuevo el entrenador del Real Madrid. El francés vuelve al equipo en el que se convirtió en el mejor entrenador del mundo. El técnico siempre fue la primera opción manejada por Florentino Pérez por delante de José Mourinho. El portugués era el plan B por si fallaba Zizou y es que había varías razones que no terminaban de convencer al presidente del conjunto blanco.

El conjunto madridista tenía decidido que Santiago Solari no iba a seguir tras la eliminación en Champions League. Sólo haber ganado por cuarto año consecutivo la máxima competición hubiera permitido al argentino sentarse en el banquillo la próxima temporada. Algo que era muy complicado. Sin embargo, nadie se esperaba la temprana eliminación en octavos frente al Ajax. Desde ahí, el conjunto madridista empezó a barajar opciones. 

Pero había diversas razones que no permitían que el objetivo principal de la presidencia fuese Mourinho. El portugués era una gran tentación, dada la situación de crisis total en la que se encontraban los blancos, pero siempre estuvo a expensas de la decisión de Zidane.

El carácter explosivo del portugués era uno de los principales motivos. Durante su primera etapa en el conjunto madridista abrió una brecha total en todos los ámbitos, algo que ahora conviene evitar. Había división en la plantilla, en la afición, tenía declarada la guerra a la prensa y al Barça… Todo el mundo recuerda los enfrentamientos con Pep Guardiola o con Tito Vilanova, al que metió el dedo en el ojo durante un Clásico.

Tampoco ha ayudado que haya sido despedido a consecuencia de sus pésimos resultados obtenidos en los últimos tiempos. Sus dos experiencias tras salir del Real Madrid no han tenido el éxito al que Mou se había acostumbrado. En el Chelsea regresó como el salvador tras haber triunfado en su primera etapa y fue despedido al tener al club cerca del descenso. En el United, el perder las opciones de ganar la Premier League al poco de comenzar la temporada le condenó.

Exigencias no asumibles para el club

Las condiciones impuestas por José Mourinho para hacerse cargo de nuevo del equipo eran inasumibles. El portugués exigía poder absoluto para confeccionar la plantilla. La situación que vive el equipo implicaba una limpia en la que el portugués quería incluir a alguno de los pesos pesados del vestuario. Sin ir más lejos, los tres capitanes del conjunto blanco, Ramos, Marcelo y Benzema, no tienen un grato recuerdo de su paso por la entidad.

Las condiciones salariales tampoco eran idóneas. Lo que pedía Mourinho para hacerse cargo del equipo era un sueldo de 18 millones de euros netos por temporada. A eso hay que sumarle las primas por títulos. Desde la marcha de Cristiano Ronaldo, que superaba los 20 millones, nadie en la plantilla cobra una cantidad similar, por lo que sería el mejor pagado del equipo.

Lo último en Deportes

Últimas noticias