La Premier podría parar la compra del club por la muerte de Khashoggi

El megaproyecto del Newcastle corre peligro por el asesinato de un periodista

La compra del Newcastle United por parte del príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman está paralizada por el asesinato de un periodista. Jamal Khashoggi fue asesinado en el consulado de Arabia Saudí en Estambul en 2018 y se responsabilizó al príncipe, por lo que la Premier League ha frenado de momento la compra del club

Newcastle
Los jugadores del Newcastle celebran un gol. (Getty)

El Newcastle United se presenta como uno de los nuevos grandes del fútbol europeo, pero la compra del club por parte del jeque saudí Mohammed bin Salman podría frenarse. La Premier League está investigando el asesinato cometido supuestamente por el régimen de Arabia Saudí al periodista Jamal Khashoggi y podría parar la compra del club. Con la paralización de la negociación, se pondría fin al megaproyecto que se pretende llevar a cabo en las urracas.

En los últimos meses, la compra del Newcastle ha sido uno de los temas de los que más se ha hablado en el fútbol inglés. Las negociaciones entre el club y el fondo saudí que pretende hacerse cargo del club estaban más que avanzadas y todo apuntaba a que los blanquinegros se harían fuertes en el verano, siendo capaces de formar un equipo capaz de pelear por los primeros puestos de la tabla.

Sin embargo, las esperanzas de los aficionados de St. James’ Park podrían verse frustradas. El asesinato de Khashoggi vuelve a irrumpir ahora, con el objetivo de frenar la compra del Newcastle. La mujer del periodista, asesinado por orden del régimen saudí, ha llevado a la liga la petición de que investigue si el futurible propietario del club tuvo algo que ver con la muerte de su marido y la Premier hará caso a su solicitud, poniendo en cuarentena la transacción.

El periodista fue murió en Estambul, en el consulado de Arabia Saudí,  en extrañas circunstancias en octubre de 2018. El caso fue muy sonado, ya que desde Turquía se apuntó desde un primer momento a un asesinato en el que se vería involucrado el gobierno saudí. El periodista fue muy crítico con el gobierno del país y, en particular, con el príncipe heredero, Bin Salman, el jeque que ahora pretende comprar el Newcastle. Según informó la ONU en su día, el príncipe pudo ser el responsable directo del crimen.

Lo último en Deportes

Últimas noticias