Elecciones a la presidencia del Barcelona: el 24 de enero es la fecha fijada

Los marrones para el nuevo presidente del Barcelona

El nuevo presidente del Barcelona, que saldrá de las elecciones el 24 de enero, tendrá que lidiar con varios marrones a su llegada a la directiva culé. La renovación de Leo Messi, la difícil situación económica del club, los problemas para asumir determinadas fichas, etc son algunos de ellos

Messi
Messi, durante un partido del Barcelona. (AFP)
  • Silvia Font

Las elecciones a la presidencia del Barcelona ya tienen fecha fijada: el próximo 24 de enero. Con varios candidatos a asumir la directiva del club azulgrana, el nuevo presidente tendrá que lidiar con varios asuntos complicados. La renovación de Leo Messi, la crisis económica por la que atraviesa el club, la dificultad de afrontar diversas fichas en el vestuario culé, etc son sólo algunos de los problemas con los que se topará el nuevo presidente del Barcelona.

Presidir un club como el Barcelona es para muchos un sueño, pero no un camino de rosas, especialmente en este momento tan complicado por el que pase el club azulgrana. Con la hoja de ruta de las elecciones a la presidencia del club catalán ya definida y con la fecha del 24 de enero grabada como día en el que los socios votarán a su nuevo presidente, son muchos los asuntos que esperan al nuevo encargado de ponerse al frente de la entidad azulgrana.

La renovación de Leo Messi

Uno de los principales asuntos a los que tendrá que enfrentarse el nuevo presidente del Barcelona será tratar de lograr la renovación de Leo Messi. El argentino concluye contrato en junio de 2021 y todo apunta a que el de Rosario abandonará el club azulgrana.

Esta misma semana Neymar calentaba el asunto con sus últimas declaraciones tras el partido de Champions League. El delantero brasileño clamaba su deseo de volver a jugar con Leo y abría la puerta a hacerlo la próxima temporada. Unas palabras que sonaban a invitación a unirse al París Saint Germain. 

El capitán azulgrana ya mostró su deseo de salir el pasado verano y se quedó para evitar ir a juicios con el club en el que es todo un emblema. Pero el arranque de temporada no ha hecho mejorar las sensaciones del delantero, al que se le ve apático y lejos de sus números. «No será una cuestión de dinero sino de cariño», decía Joan Laporta, uno de los candidatos a la presidencia, sobre el modo de resolver uno de los asuntos más delicados que tiene sobre la mesa el club azulgrana.

Sin posibilidad de fichar

El Barcelona atraviesa por una crisis económica sin precedentes. Los números no cuadraban y la pandemia ha agravado aún más su situación. Las malas prácticas en los años anteriores, con grandes gastos en fichajes que no terminaron de dar con el resultado esperado, deja al club en una situación muy complicada. El nuevo presidente se encontrará con la obligación de sanear las cuentas y no podrá abordar grandes fichajes.

Problemas para pagar sueldos

Otra de las consecuencias de la mala situación económica por la que pasa el Barcelona son sus problemas para hacer frente a las elevadas fichas de varios jugadores azulgranas. Ya han tenido que negociar reducciones salariales y es que el club azulgrana no puede permitirse sueldos tan altos.

Koeman

Otra de las papeletas que se encontrará el nuevo presidente tiene que ver con el entrenador. Ronald Koeman es toda una figura en la historia del equipo azulgrana pero el técnico holandés no cuenta con el beneplácito de todos los candidatos a la presidencia del Barcelona. Algunos sí apuestan por él, pero otros prefieren a entrenadores como Xavi Hernández o Jürgen Klopp, entre otros, por lo que la continuidad del holandés podría estar supeditada a quién ocupe finalmente el cargo de presidente del Barcelona.

Facturas no bien formuladas

Otro de los asuntos sobre la mesa es la existencia de facturas antiguas, de la etapa de Josep María Bartomeu, con las que se ha encontrado Carlos Tusquets, presidente de la Comisión Gestora, y que no ha querido pagar porque presentaban alguna irregularidad.

En declaraciones de Tusquets a RAC 1, hay algunas facturas que «no están bien formuladas» ni creen que «se ajusten al precio de mercado». Un asunto sobre el que se ha pronunciado uno de los candidatos a la presidencia, Jordi Farré. A través de un comunicado, este ha querido mostrar su desacuerdo con la idea de la actual Comisión Gestora de dejarlo para que actúe la próxima Junta.

«El señor Tusquets tendría que devolver estas facturas a los responsables y no a la próxima Junta, como dice que quiere hacer. El club no se tiene que hacer cargo», reza el comunicado.

Lo último en Deportes

Últimas noticias