El Madrid corrió menos que nunca en la Champions

Champions League

El Real Madrid firmó un partido para olvidar ante el CSKA. Los de Santiago Solari sufrieron la mayor derrota de su historia en la Champions League en el Santiago Bernabéu, después de que cayeran por 0-3. Este choque sacó a la luz las vergüenzas del campeón de Europa, aunque sin duda hay un dato que es todavía más preocupante y deja en evidencia a los pupilos del técnico argentino. Pese a haberse clasificado para octavos de final como primeros de grupo, corrieron menos que nunca en la competición.

El equipo recorrió 104,136 kilómetros en todo el partido, la peor marca de toda la temporada en Europa. La media del equipo es de 110,105 kilómetros, muy por encima de la distancia recorrida en el último partido de la fase de grupos de la Liga de Campeones. Mientras en el duelo de la tercera jornada, frente al Viktoria Plzen, el último encuentro de Julen Lopetegui en Europa, fue el duelo en el que más desgaste tuvo el equipo de Solari (116,272 kilómetros).

Lo cierto es que el Madrid no tuvo su mejor día y el Bernabéu se marchó enfadado por la actitud del equipo. Estos datos demuestran el bajo rendimiento del equipo en un partido que, a nivel clasificatorio, no era tan importante puesto que el equipo ya tenía el billete de octavos en el bolsillo y como primero del grupo G. Sin embargo, estaban en juego 2,7 millones de euros como premio que da la UEFA por victoria en la máxima competición europea a nivel de clubes.

La diferencia entre el choque del pasado miércoles y el de la tercera jornada ante el cuadro checo es de 12,136 kilómetros. Unos números que ponen en evidencia a los jugadores que saltaron al césped del coliseo blanco para enfrentarse al CSKA, que ha terminado colista del grupo y que sus dos únicas victorias han sido en los dos partidos ante el Real Madrid. Un batacazo histórico del que el equipo confía en levantarse con un triunfo el sábado ante el Rayo.

Últimas noticias